in

12 Cosas que hacen diferente hombres y mujeres

Hombres y mujeres pueden ser tan diferentes que puedes verlo en pequeñas cosas cotidianas y también en otras importantes!

 

1. Se desvisten de forma diferente

Hombres y mujeres se quitan la ropa de forma diferente. Los hombres suelen poner sus manos detrás de los hombros para tirar hacia arriba. Las mujeres cruzan las manos por delante. El motivo suele ser porque la ropa femenina suele ser más ajustada y no funcionaría el estilo masculino para quitársela.

 

2. Muestran sus manos de forma diferente

Si te piden que muestres tus manos, los hombres tienden a mostrar sus palmas, mientras que las mujeres, por algún motivo, muestran la parte de atrás.

 

3. Lanzan pelotas de forma diferente

Los hombres, generalmente, lanzan una pelota desde detrás de su cabeza, mientras que las mujeres lo hacen de arriba a abajo mientras la sostienen con ambas manos delante de ellas. ¿Por qué? Nadie lo sabe.

 

4. Bostezan diferente

Casi ningún hombre cubre su boca mientras bosteza, mientras que las mujeres suelen utilizar su palma abierta.

 

5. Oyen sonidos de forma diferente

Las mujeres tienen mayor sentido auditivo que los hombres, sobre todo las frecuencias más altas. El cerebro de una mujer está preparado para escuchar el llanto de un niño, mientras que la mayoría de hombres duermen al lado como si no estuviera ocurriendo nada. Si un gato maúlla en la distancia, una mujer tiene más probabilidades de estar escuchándolo que un hombre.

 

6. Se sientan diferente

Las mujeres, normalmente, se sientan con las piernas cruzadas. Los hombres prefieren hacer lo de forma expandida, separando las rodillas.

 

7. Distinguen entre derecha e izquierda de forma diferente

Los hombres no suelen confundir izquierda y derecha, ya que la parte más activa de su cerebro suele ser la derecha o la izquierda, pero no ambas. Si preguntas a una mujer cuál es su mano izquierda seguramente no obtengas una respuesta rápida, en ocasiones miran un anillo o piensan con qué mano escriben.

 

8. Ven de forma diferente

Los hombres pueden ver claramente delante suya y lejos en la distancia. Esto es llamado ‘visión en túnel’, la visión que necesita un cazador buscando a su presa, mientras que las mujeres tienen más desarrollada la visión periférica. Por eso ocurre que los hombres a veces no encuentran sus llaves, la cartera o algo que está en la nevera aunque esté en su sitio. Las mujeres necesitan esta visión para tener controlados a sus hijos y detectar posibles peligros cerca. Las compañías de seguro saben que las mujeres tienen menos accidentes producidos por golpes laterales en los vehículos que conducen.

 

9. Se atan las batas de forma diferente

Las mujeres suelen atárselo alrededor de la cintura, mientras que los hombres suelen preferir hacerlo sobre las caderas.

 

10. Interpretan sentimientos de forma diferente

Las mujeres pueden interpretar señales visuales y verbales de forma casi inmediata. Cuando una mujer entra en una habitación llena de gente, puede observar y detectar el estado del humor de algunos o quién se lleva bien o mal con quién. Cuando un hombre entra en una habitación busca caras familiares, las puertas de salida o intenta detectar posibles amenazas y enemigos. Más aún, los hombres no pueden entender por qué una mujer se ha ofendido a menos que se lo digan directamente.

 

11. Realizan tareas de forma diferente

Los hombres, normalmente, se concentran en una única tarea en un momento dado. Si le intentas hablar mientras se está afeitando, seguramente acabará cortándose. En contraste, muchos piensan que las mujeres pueden hacer varias cosas a la vez. De nuevo, el motivo es que los cerebros de hombres y mujeres trabajan de forma diferente. Si hace miles de años, un hombre no se concentraba al 100% en la caza de una presa, la familia pasaba hambre. Si la mujer estaba concentrada en alguna tarea, los niños podían perderse.

 

12. Llevan los problemas de forma diferente

Cuando una mujer tiene un problema, lo hablará con su madre, su mejor amiga, su marido o incluso con un desconocido, lo escribirá en su diario o en alguna red social. Mientras más hable de su problema, más fácil será resolverlo. Cuando un hombre tiene un problema, seguramente se siente delante del televisor en silencio y se enfrentará al estrés distrayéndose de los problemas. Cuando finalmente esté calmado, busca una solución por sí mismo.

 

13. Recuerdan información de forma diferente

La  memoria de una mujer es una gran estantería donde todo está en su sitio. Una mujer retiene información sobre cualquiera que se encuentra y cualquier cosa que ocurre, cuál es su comida favorita y cuándo es su cumpleaños. Por otro lado, los hombres solo recuerdan las cosas que consideran importantes.

 

No hay que preocuparse por estas diferencias, mejor que existan, los polos opuestos se atraen y eso es lo que crea la magia que llamamos amor.

Resulta que el Sistema Solar donde vivimos no es como pensábamos que era

Esta madre nos muestra lo que es la niñez sin TV ni móviles