12 Señales de que estás comiendo demasiada azúcar

Últimamente, el azúcar es punto de mira de muchos que quieren llevar una vida saludable. Si no lo sabías, casi todo lo que comes hoy día lleva azúcar y, lo que es peor, no sería necesario. ¿Somos adictos al azúcar? Aquí tienes algunas señales que te indican que puedes estar tomando más azúcar de la cuenta:

 

Tienes hambre constante

Un nivel de azúcar alto en la sangre reduce la glucosa que entra en las células. Por lo tanto, no tienes suficiente energía y el cuerpo pide más comida, como un círculo vicioso.

 

Cansancio

Con niveles de azúcar altos, el cuero no absorbe glucosa de forma apropiada. La energía se usa de forma ineficiente, y las células no obtienen lo que necesitan. Como consecuencia, acabas cansado sin motivo alguno.

 

Orinas frecuentemente

Cuando el azúcar es alto en la sangre, los riñones no pueden absorber suficiente líquido. El cuerpo intenta compensar la concentración de glucosa en las sangre y, como resultado, orinas frecuentemente.

 

Tienes la boca seca

La boca seca y sensación de sed es una respuesta a la pérdida de fluidos. Obviamente, es mejor beber agua o bebidas sin azúcar.

 

Pérdida de peso

Un nivel de azúcar alto en la sangre te puede llevar a perder peso en poco tiempo, incluso si comes frecuentemente. Esto es debido a la pérdida de fluidos, a que los niveles de insulina son insuficientes y el cuerpo quema grasa, también el orinar frecuentemente hace que el cuerpo gaste más calorías.

 

Enfermedades infecciosas

Un exceso de azúcar crea un entorno favorable para la reproducción de bacterias.

 

Piel seca

Orinar frecuentemente deshidrata el cuerpo. Los daños en nervios pueden hacer que la piel transpire menos y afectan a su equilibrio de agua.

 

Dificultad para concentrarse

El nivel alto de azúcar evita que la glucosa entre en las células del cerebro, así que obtiene menos energía.

 

Visión borrosa

Como resultado de la deshidratación, las células de los ojos se pueden ver afectadas y se pierde habilidad para concentrar la vista.

 

Las heridas tardan en curarse

Los niveles altos de azúcar hacen que la sangre circule con mayor dificultad y las heridas tarden más en curarse.

 

Impotencia

La dificultad para mantener una erección es un efecto secundario de los niveles de azúcar altos. La erección requiere nervios sanos y una buena circulación sanguínea.

 

Irritabilidad

Según estudios, la gente con niveles de azúcar altos tienen más ansiedad, son más irritables y tienden a la depresión.

20 Increíbles habitaciones pequeñas para usarlas como inspiración

Construye una furgoneta Volkswagen al estilo dibujos animados y queda así de bien