15 Cosas que puedes aprender si viajas a Japón

 

Estas son las cosas que puedes aprender si viajas a Japón según Amy Chavez, un periodista que ha pasado un tiempo en ese país asiático y ha descubierto todo esto. Qué de cosas que aprender de ellos!

 

Siempre devolver favores, sin importar cuáles sean

En Japón aprendes que no solo debes aceptar favores, sino devolverlos también. Si envías una felicitación de cumpleaños, ten por seguro que vas a recibir una nota de agradecimiento. Devolver favores es un factor importante para mantener relaciones en Japón.

No necesitas que el favor sea proporcional, si te ayudan en una mudanza, vale con invitarles a una bebida.

 

Dar las gracias a todo el mundo

Los japoneses siempre dan las gracias cuando te ven. Si les ayudaste en la mudanza te volverán a dar las gracias la próxima vez que te vean.

La educación va más allá de decir ‘adiós’ y ‘gracias’

Si preguntas a alguien por la calle por una dirección, te puedes encontrar con un mapa detallado sobre cómo llegar a tu destino. La educación significa ayuda desinteresada.

 

Poner a los demás en primer lugar

La mejor forma de indicar a los demás lo importantes que son para ti es anteponiéndolos a ti mismo. Darle a tu amigo el trozo de tarta más grande o el mejor asiento en el restaurante, al invitado la posición central en la foto o repartir el pastel que acabas de hacer entre tus vecinos.

Incluir a todo el mundo en el grupo, sin excluir a nadie!

No existen fiestas o reuniones después del trabajo donde solo se invitan a algunos de los compañeros. Nadie encuentra con que no le invitaron a esa fiesta que se celebró hace unos días. Toda la gente presente participa en las fotos sin importar si son familias, amigos o conocidos.

 

Respetar la propiedad ajena

Si pierdes un paraguas en la calle seguramente lo encontrarás más tarde en el mismo sitio. Nadie toma cosas de otras personas.

 

Beber no implica violencia

Puedes encontrar incluso hombres de negocios enchaquetados borrachos en la calle por la noche e incluso de día. No encontrarás peleas en bares, pero sí gente bebida con trajes caros un domingo por la mañana durmiendo en algún banco.

El gobierno controla

Uno de los mejores sistemas ferroviarios del mundo, uno de los mejores sistemas postales y una sanidad envidiable son ejemplos de cómo el gobierno controla esas áreas importantes para el ciudadano.

 

El descaro es un vicio

Los japoneses aprecian la modestia y la humildad y no les gusta el descaro ni la desvergüenza. La gente espera mucho tiempo sin quejarse, no alzan la voz, ni miradas negativas o amenazantes.

 

Los japoneses saben escuchar

Los japoneses siempre te darán la oportunidad de que expreses tu opinión primero. Saben escuchar, no intentan dominar la conversación. De esta forma son más tolerantes y juzgan menos cuando intentan comprender los puntos de vista de otras personas.

No necesitan impresionar

Aunque todo el mundo puede pensar que su país es el mejor del mundo, los japoneses no necesitan probar a los extranjeros que su país es increíble. Aunque, de hecho, muchos lo ya lo piensen de por sí.

Trabajar duro

La mayoría de la gente deja de realizar una tarea si se da cuenta de que le va a ocupar más tiempo y esfuerzo del que había planeado. En Japón se esfuerzan para llegar al final y completar el trabajo. Lo llaman ‘Ganbaru’.

 

Una promesa debe cumplirse

Si un japonés te promete algo, significa que va a hacerlo y que no va a olvidarse de ello, si te dijeron que van a acudir a un evento, lo harán aunque esté lloviendo a mares.

 

Los japoneses son ciudadanos responsables

Los japoneses limpian todo, los alumnos son responsables de limpiar sus aulas, la gente que acude a un picnic deja limpia su zona antes de irse. No verás calles sucias. Si tienes una fiesta en casa, todo el mundo ayuda a limpiar los platos.

Comportamiento elegante

Todos los japoneses, independientemente de su status social y económico, tienen un comportamiento elegante en sus formas y comportamiento. Si tienen que señalar a algo o alguien no lo harán apuntando con el dedo, sino realizando un gesto con las manos. Visten bien y saludan con una sonrisa.

Los japoneses son puntuales

La importancia de ser puntuales en Japón muestra respeto a los demás y explica por qué todo funciona de forma eficiente.