in

15 Impresionantes historias de cuando un programa de TV ayudó a gente a perder peso y el resultado mereció la pena

Uno de esos programas de tv de moda últimamente se ha centrado en conseguir que gente con sobrepeso tenga un peso más saludable y normal. Millones de telespectadores no quedaron indiferentes ante los retos porque, entre otras cosas, no se trataba de gente que pesaba ‘unos kilos de más’, sino casos realmente extremos. Mira:

 

Amber Rachdi

Esta mujer tenía sobrepeso y poca seguridad en sí misma. En ese momento Amber acababa de cumplir 24 años y su peso era crítico, alrededor de 250kg. Se mudó del piso donde vivía sola para vivir con sus padres porque no podía cuidar de ella misma. Su dieta diaria consistía en cuatro comidas gigantes además de dulces y chucherías entre una comida y otra.

Cuando se unió al proyecto, le hicieron un bypass gástrico, empezó a acudir al gimnasio y vio a. un terapeuta. En solo un año perdió peso hasta llegar a los 106kg.

 

Christina Phillips

Christina creció en una familia donde los padres discutían todo el tiempo, así que ella comía para huir de los problemas. A los 12 años ya tenía sobrepeso, y a los 25 alcanzó los 320kg. Dejó de salir de su casa.

En dos años consiguió perder peso hasta los 82kg, cambiando radicalmente. Tuvo una cirugía, comenzó a comer sano y a hacer ejercicio. Pero ahora los médicos temen que acabe siendo anoréxica.

 

 

Marla McCants

Después de que sufriera un secuestro, acabó sufriendo desorden alimenticio causado por el estrés. A los 43 años era adicta a la comida, alcanzando los 360kg. No se levantaba de la cama, incluso cocinaba en ella.

Se dio cuenta de que no quería aparecer muerta en su propio apartamento rodeada de comida, así que empezó a luchar para mejorar y tener una vida nueva.

 

Donald Shelton

Donald pasó de pesar 300kg a 133kg. Tuvo un bypass gástrico. No podía realizar ejercicio físico por sufrir el síndrome de Guillain-Barré, así que va en silla de ruedas.

 

Melissa D. Morris

Esta mujer soñaba con tener un hijo, pero sus 295kg de peso no lo facilitaban. Gracias a la operación de bypass gástrico, dieta y mucha actividad física, consiguió adelgazar hasta los 79kg. Ahora es muy activa en las redes sociales para motivar a otros.

 

Chuck Turner

Chuck nunca tuvo problemas de peso, pero la cosa cambió cuando su mujer fue asesinada. Después de la tragedia, Chuck intentó escapar del dolor comiendo mucha comida. Solo se detuvo cuando alcanzó 314kg. Gracias al proyecto televisivo consiguió bajar hasta los 110kg.

 

Susan Farmer

Susan soñaba con perder peso y su cintura gigante. Era como salir de una prisión donde se había puesto ella misma. Tuvo un bypass gástrico y cambió sus hábitos de comida. También comenzó a realizar ejercicio físico.

Como resultado, bajó hasta los 89kg y fíjate qué diferencia. Sus amigos la ayudaron dejándola nadar en su piscina. Después de deshacerse del exceso de piel, lo primero que hizo fue comprarse unos pantalones vaqueros, la última vez que llevó unos fue en el instituto.

 

Nikki Webster

Nicky tenía 33 años cuando se dio cuenta de que tenía adicción a la comida y que su vida estaba en peligro. Empezó cuando sus padres la dejaban comer todo lo que quería sin control. A los 33 pesaba 294kg y para levantarse solía necesitar de ayuda.

El padre de ella la llevó al hospital a un bypass gástrico, pero tenía que perder 20kg por ella misma antes de la operación. Después de dietas y mucho ejercicio bajó a los 105kg. Conoció a alguien, se enamoró y se casó.

 

Paula Jones

Paula no podía escapar de su cuerpo por sí misma y tenía miedo de que sus hijos la dejaran solas. Antes de operarse había perdido mucho peso por ella misma. Después de la operación bajó a los 89kg.

Continúa comiendo comida sana y tiene un estilo de vida activo.

 

June McKaymee

June comenzó a ganar peso cuando murió su hijo. La mujer intentó escapar de eso con comida, y su marido no le puso objeciones. Le traía a su mujer grandes platos con comida, queso, burritos, nachos y lo que ella quisiera. Ese sucedáneo de felicidad falsa le llevó a alcanzar 600kg. Después de eso se asustó y pidió ayuda a expertos. Gracias a una operación, dieta y ejercicio físico, ahora pesa 136kg

 

Brittani Fulfer

Brittani sufría de obesidad y estaba preocupada de que su marido se enfadara por ello. Aun así, pasaba entre 6 y 8 horas al día comiendo tumbada en la cama. Con mucho esfuerzo perdió peso en 3 años hasta llegar a los 122kg.

 

Diana Bunch

Diana creció en una familia con muchos niños. Su madre solía estar enferma y su padre perdió el trabajo muchas veces. La crisis le impactó y la hizo sentir insegura. Pensó que nadie se preocupaba por ella y que no valía nada. A los 40 años, diana pesaba más de 100kg y perdió su trabajo. Después de eso siguió subiendo peso hasta llegar a los 272kg y dejó de caminar.

Tuvo tanto miedo que decidió luchar por su salud. Después de una cirugía y de cambiar sus hábitos alimenticios, bajó a los 100kg

 

Zsalynn Whitworth

Zsalynn tomó la decisión de perder peso. Su marido no la apoyó pero, aun así, en pocos años perdió casi la mitad de su peso.

 

Lupita Samano

Lupita pasó 10 años en cama debido a su peso y su marido Gilbert cuidaba de ella. Cuando Lupita participó en el programa televisivo acabó perdiendo peso hasta los 94kg

 

Charity Pierce

Charity es una mujer de 38 años que llegó a ser la mujer con más peso del mundo, 362kg. Decidió perder peso para su boda con un hombre de 22 años. La mujer no podía apenas moverse y dejó su casa.

Pensar en su boda fue motivación suficiente. Ahora pesa 135kg y continúa haciendo ejercicio de forma regular.

 

Olivia Cruz

Olivia pesaba 262kg cuando se unió al proyecto. Vivía con su madre y dependía de su familia. No podía hacer cosas sencillas sin ayuda. Pasó por varias cirugías y su peso bajó hasta los 90kg. Ahora continúa trabajando en su peso. Por primera vez en 15 años Olivia pudo ir a trabajar y cumplió su sueño: ser chef.

 

Mayra Rosales

Mayra batió un record entre las mujeres con sobrepeso. Su peso antes de comenzar a perder era de 498kg y apenas si podía moverse o tomar una ducha. Su familia tenía que cuidarla. Una tragedia empujó a Mayra a cambiar. Un niño pariente sufrió un golpe y murió poco después. Mayra intentó probar a la policía que ella, accidentalmente, había caído sobre el niño, pero descubrieron la verdad: la culpable era la hermana de Mayra.

Fue enviada a prisión y Mayra tuvo que cuidar de los niños. Fue entonces cuando se dio cuenta de que necesitaba un cambio. Sufrió varias operaciones, cambió sus hábitos de alimentación, comenzó a realizar ejercicio y perdió un 80% de su peso.

24 Fotos dramáticas difíciles de olvidar

24 Fotos probando que los animales también tienen días malos