in

LOLLOL

20 Increíbles casualidades captadas por una cámara

Son casualidades o sincronicidades pero, en cualquier caso, parece que escenas reales tomadas en algún universo paralelo con leyes físicas distintas a las que conocemos. ¿Cuántas probabilidades había de que ocurriera todo esto?

El perro en una burbuja

Cómo chafar una foto de boda

Susto en el aire

El hombre del brazo extra-largo

Hola, hola

El barco que parece flotar en el aire (perspectiva)

No, no tengo cuernos

¿Cuántas probabilidades había?

Un traspiés lo tiene cualquiera

Eso te pasa por cubrirte con una revista

Prohibido dar de comer a los animales

Qué piernas más delgaditas

Me trajo la cigüeña

El hombre sin cabeza

Mira lo que tiene mi bebida

Un perro con alas

Un extraño guardacostas

Mi helado!!

Parece un camión transparente

El hombre pez

Camarero, hay algo en mi sopa

El reflejo

Falta personal!

Mi gato convertido en comida

Padres del año

Algo falla aquí

Culpables del efecto invernadero

Buenas piernas para su edad

Fotografiando momentos dolorosos

Ves uno donde hay dos

El perro endemoniado

Bailarín

Pero ¿qué es esto?

El ataque de los insectos gigantes

Esto sí que es un fotobomb

No intentes explicarlo

Un perro con dos piernas

Y un hombre con cuatro brazos

Sincronizados

Una pelota de baloncesto provocando un eclipse

Qué tipo de animal será este

Buenos brazos

Parece algún tipo de súper camión volador

Este niño está crecidito

Sincronización

Un portal a otro mundo

Has visto un gato volador alguna vez?

Buena puntería

Esta chica va mucho al gimnasio

Bonitos ojos

El caballo con dos cuerpos


Notice: Trying to get property 'ID' of non-object in /home/marcianos/public_html/wp-content/plugins/indeed-share-image/indeed-share-image.php on line 131

20 Personas que convirtieron sus cicatrices en tatuajes y quedaron así de bien


Notice: Trying to get property 'ID' of non-object in /home/marcianos/public_html/wp-content/plugins/indeed-share-image/indeed-share-image.php on line 131

20 Peores fallos de hoteles que no sabes si reír o llorar