20 Veces en las que la gente perdió la lotería de la comida

Si tienes suerte puedes encontrarte con un premio que no tiene por qué ser en metálico. Basta con que te encuentres con algo bueno que simplemente no esperabas. En el caso de la comida basta con que un huevo venga con dos yemas para dibujarte una sonrisa en la cara … pero también está el otro lado, cuando alguien compró algún alimento y se encontró con que algo no era lo que debía ser. ¿A quién no le ha pasado alguna vez?