in

24 Diseñadores con un exceso de imaginación que perdieron por completo el sentido común

Feo, divertido, peligroso… Esta lista de descripciones de fracasos épicos de diseño está lejos de ser completa, pero es suficiente para que entiendas rápidamente lo ridículo e incomprensible que a veces puede convertirse un exceso de imaginación, o la falta de ella.

Y no importa si se trata de interiores de casas, o lugares públicos, o publicidad, etc. Encuentras estos ejemplos por todas partes. Y si crees que hay un signo igual entre el buen gusto y el sentido común, estás profundamente equivocado. Desafortunadamente, lo que parece terrible para cualquiera no siempre es obvio para los diseñadores detrás de esta o aquella invención. Y te lo demostraremos ahora:

Aunque no lo parezca, son zapatos de cuero:

“Solo 29,90”

Este sofá no es apto para personas sensibles

Estos vaqueros multifuncionales

Mi silla se ha dejado el pelo largo

Cuando una abuela se dedica al diseño de tapacubos

Estas gafas ‘al revés’

Qué cita tan romántica

Este monedero con uñas postizas por si pierdes alguna

Deportiva pero elegante

Podría tener pesadillas con esto

Una forma de aprovechar las muelas que pierdes

No es pan, es un bolso

Se supone que es una escalera para discapacitados

“Lo ponemos aquí mismo”

Intenta abrir las dos a la vez

No te olvides de cerrar la puerta cuando entres

Se alquila piso con lavabo incluido (no dicen nada del resto)

Los crocs con tacones

El sofá chivato