in

24 Veces en las que las cosas coincidían demasiado bien

Si eres de los que te gustan los puzzles o jugar a ‘Dónde está Wally’, entonces sabrás que es relativamente frecuente que encuentres por puro hazar dos objetos que se parecen entre sí. Entonces localizar aquello que estás buscando se vuelve más difícil. En estos casos concretos, no es que los objetos se parezcan, sino que son prácticamente iguales en diseño. Fíjate qué curioso!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

25 Fallos de diseño que te va a costar creer que son de verdad

Este problema de matemáticas tiene a Internet confundido ¿Sabes la respuesta?