9 Increíbles ejemplos de cómo influyes en tu cerebro

El cerebro no es un músculo, pero hay que tratarlo como si fuera uno. Si lo ejercitas lo suficiente, verás que siempre estás alerta e inteligente. Fíjate en cómo algunos detalles y costumbres de la vida cotidiana pueden afectarte!

 

Si no duermes suficiente, pierdes memoria

Estudios científicos demuestran que no dormir lo suficiente, empeora la memoria y puede llegar a causar Alzheimer. Durante el sueño, el cerebro se deshace de elementos tóxicos y peligrosos para tu cerebro.

 

Mucho estrés durante mucho tiempo destruye el cerebro

Un proceso de estrés continuo puede llevar a pérdida de memoria, problemas de aprendizaje y de auto control, tensión, irritación, ansiedad y distracciones.

 

El amor y el odio tienen cosas en común

El amor y el odio originan señales en zonas similares del cerebro. Pero el amor, además, desactiva las zonas relacionadas con el juicio y la lógica.

 

El cerebro es muy sensible a la deshidratación

El 80% del cerebro es agua. Una pérdida de hidratación reduce la concentración y lleva a problemas de memoria.

 

El embarazo cambia la estructura del cerebro

El embarazo reduce la cantidad de materia gris relacionadas con las habilidades sociales y la capacidad de entender a los demás. A cambio se activan otras zonas nuevas relacionadas con la conexión entre el bebé y la madre.

 

Mucha azúcar reduce la memoria y reduce la capacidad de aprendizaje

Un exceso de azúcar enlentece el cerebro y reduce las capacidades para aprender, recordar y concentrarte. El azúcar destruye conexiones neuronales.

 

El amor romántico y el amor maternal son similares

Las zonas del cerebro que se activan son similares durante relaciones románticas y sentimientos maternales. Se reduce ansiedad y miedo y aumenta la euforia.

 

Pintar mejora las capacidades cerebrales

Pintar y contemplar obras de arte mejoran el cerebro y reducen su envejecimiento. Se realizó un estudio con gente de entre 60 y 70 años, la mitad estudió Historia del Arte y la otra mitad tomó clases de pintura. Los pintores tuvieron mejores resultados.

 

Leer entrena el cerebro

El proceso de leer entrena las habilidades del cerebro. Se activan zonas que no se utilizan en otras ocasiones. Se mejora la concentración y el conocimiento. Esto no ocurre mientras ves la televisión o mientras juegas a videojuegos.

15 Fotos modificadas por genios del Photoshop

11 Plantas venenosas tan mortales que es mejor que ni te acerques a ellas!