in

Adiós a los barcos de motor: este nuevo buque con velas de 200 metros puede transportar 7.000 autos impulsado por el viento

Aunque hoy día pueda parecer absurdo para muchos, tiene su lógica: los barcos de transporte de mercancías podrían volver a utilizar velas para moverse mientras cruzan los mares.

En una época donde las energías alternativas como la eólica o la solar comienzan a hacerse hueco, parece sensato volver a ver molinos salpicando muchos paisajes alrededor del mundo y, también en no mucho tiempo, podríamos comenzar a ver grandes veleros en los puertos marítimos tal como se veían hace siglos.

El proyecto Wind Powered Carrier (wPCC) se lleva a cabo por un consorcio sueco que está diseñando un gran barco de carga capaz de transportar 7.000 vehículos en su zona de carga y hacerlo reduciendo un 90% las emisiones contaminantes en comparación con los buques de carga actuales

Básicamente, apenas hay innovación aquí, ya que no se trataría más que de un buque de vela tradicional con un diseño más moderno.

La gran noticia es que sean este tipo de buques los que vengan a tener una segunda oportunidad por encima de los contaminantes buques de transporte actuales.

El buque en cuestión lleva el nombre de Oceanbird (pájaro del océano), con 200 metros de largo, 40 metros de ancho y 100 metros de alto si contamos sus enormes e impresionantes velas de casi 80 metros de altura.

Sin embargo, no son todas ventajas aquí. Mientras un buque de carga actual tarda apenas una semana en cruzar el Océano Atlántico, este buque con velas tardaría hasta 12 días, casi el doble.

Aun así, las ventajas ecológicas y también económicas por el ahorro de combustible lo hacen más que interesante.

Imagina que este fuera el primero de una flota de buques que, de nuevo, surquen los mares aprovechando la energía limpia de los vientos y las corrientes marinas. Wallenius Marine