in

Ahora puedes pasar la noche en la prisión más encantada del mundo

Hubo un tiempo en el que fue fue una prisión donde criminales peligrosos pasaron largos años e incluso donde hubo ejecuciones de reos condenados a muerte. Desde el siglo XVII hasta mediados del siglo XX fue lugar donde hombres, mujeres y niños convivieron en las condiciones más infrahumanas, pequeñas celdas infectadas por insectos y ratas.

Después de la II Guerra Mundial pasó a ser una prisión militar donde algunos soldados fueron ejecutados por sus crímenes.

Cuando dejó de ser prisión, se convirtió en uno de esos lugares tenebrosos donde muchos aseguran tener visiones fantasmales. De hecho, este lugar ha sido objetivo de ‘cazadores de fantasmas’ que han ido a ver qué captaban.

Si crees en fantasmas o no, no importa, porque el lugar es lo suficientemente tenebroso como para que te ponga los vellos de punta. Y, si eres valiente o te gustan las emociones fuertes, ahora puedes pasar allí alguna noche. ¿Te atreves?

Una empresa llamada ‘Bump In The Night’ se ha hecho con las antiguas instalaciones carcelarias y lo ha convertido en un lugar donde los más atrevidos pueden pasar alguna noche. Los encargados de la empresa ya afirman haber tenido experiencias extrañas:

Antes de trabajar aquí, era escéptico acerca de los espíritus, pero he visto y presenciado cosas realmente aterradoras cuando llevo a la gente de gira durante el día; no puedo imaginar lo aterrador que será por la noche.

Lo cierto es que no se cortan con la descripción del lugar:

Los fantasmas que se cree que residen en este formidable edificio son vastos y variados.

Con vínculos a principios del siglo XVII y con tantos miles de víctimas sin nombre que yacen dentro de los terrenos, no es un lugar donde uno quiera estar solo.

Los que osen pasar allí alguna noche se encontrarán con una experiencia completa que incluye ‘cazar fantasmas’, aunque no creas en ellos, imagina vagar por estos pasillos de noche buscando no-sabes-qué con otros valientes y curiosos.

«También se te dará tiempo para explorar la prisión por tu cuenta y llevar a cabo tu propia mini caza de fantasmas. Trabajar en equipos pequeños es una experiencia increíble. A veces desalentador, a veces aterrador pero siempre memorable»

Creas en fantasmas o no, no deja de ser una experiencia para los que buscan sensaciones fuertes y se atreven con cosas diferentes. ¿Eres tú uno de ellos?

 

Estas tazas se convierten en mini-galaxias cuando las rellenas con líquidos

Esta mesa tiene un cubo de basura incorporado para que puedas comer marisco sin ensuciar nada