in

Alemania prohibe el uso de productos plásticos de un solo uso

Alemania ha dado un paso enorme hacia la reducción de plásticos de uso comercial con una medida que, probablemente, acaben copiando muchos países de todo el mundo.

En el país germano han prohibido a nivel nacional el uso de productos plásticos de un solo uso.


La idea en sí surge de una directiva del Parlamento Europeo que aprobó una ley que prohibiría el uso de plásticos de un solo uso en toda la Unión Europea, destinada a reducir de forma importante la cantidad de desechos plásticos y la contaminación que se genera en los países europeos.

Concretamente, el gobierno alemán prohibe los cubiertos de plástico de un solo uso como platos, pajitas de plástico, bastoncillos de algodón, recipientes para alimentos, vasos de poliestireno y palitos de plástico.

Se espera que esta medida tenga un impacto importante porque, aproximadamente, el 20% de la basura recolectada en Alemania se compone de productos de plástico de un solo uso.

Concretamente, solo en Alemania se acumulan cerca de 20 millones de toneladas de residuos de envases en un año y, a nivel global, representan el 70% de toda la basura que acaba en los océanos.

Los plásticos de un solo uso se han vuelto cada vez más presentes en la vida cotidiana y, al no estar diseñados para su reutilización o reciclaje, los patrones de producción y consumo se han vuelto cada vez más ineficientes.

Según el Ministro de Medio Ambiente alemán:

Muchos productos plásticos de un solo uso son superfluos y no sustentables en el uso de los recursos. Además, los plásticos terminan con demasiada frecuencia en el medio ambiente o en los océanos

Las empresas y los gobiernos aún necesitan intensificar y alejarnos del uso de plástico para artículos desechables como envases de alimentos y bebidas. Pueden garantizar que el plástico solo se use para artículos esenciales, como un botiquín médico, y que se reutilice al final de su vida útil. Esa es la única forma en que detendremos esta contaminación de nuestro medio ambiente.

Esperemos que esta medida acabe generalizándose en todo el planeta y acabemos reduciendo de forma importante el uso de productos plásticos contaminantes.