in

Científicos afirman que las parejas que se pelean mucho en realidad se quieren mucho el uno al otro

Una investigación científica encuentra que los matrimonios que tienen pequeñas peleas regularmente tienden a evitar menos grandes disputas a largo plazo.

Algunas encuestas encontraron que cerca de la mitad de las parejas casadas creen que pelear más de una vez por semana les ayuda a tener abiertas líneas de comunicación. Este estudio fue realizado en La India, pero fue la fuente de inspiración para que se realizaran otros en EEUU.

El profesor William Doherty, profesor del Departamento de Ciencias Sociales de la Familia en Minessota realizó estudios similares y llegó a las mismas conclusiones, aunque puntualizando:

Para empezar, nadie recomienda que dejes el periódico y pelees con tu cónyuge. También es importante recordar que hay una diferencia entre «pelea buena» y «pelea mala», y esta última puede ser tan destructiva como la primera es beneficiosa.

Algunos de los encuestados reafirmaban la idea:

«Hay muchas cosas en las que no estamos de acuerdo. Si estuviéramos de acuerdo todo el tiempo, sería aburrido».

«El conflicto constructivo puede encender una chispa en una relación»

«El amor necesita una chispa de vez en cuando».

¿Por qué las parejas que discuten más se quieren mucho?

Una discusión no indica necesariamente que se esté sufriendo, sino que indican que los dos miembros de la pareja tienen puntos de vista diferentes y sus propias ideas. Estas diferencias pueden ponerse encima de la mesa y compartirse de forma saludable.

Las relaciones que no discuten pueden caer en tensiones no resueltas o faltq de resolución de problemas, porque ninguno quiere exponer sus pensamientos para no herir al otro.

Discutir significa que alguien te importa

Tener una discusión sobre hábitos nocivos o peligrosos de tu pareja pueden ser un signo de amor verdadero, por ejemplo si quieres que beba menos, al igual que tenerlo sobre esas costumbres que te irritan. El hecho de estar dispuesto a pasar el dolor de la discusión para conseguir un mejor resultado en el futuro es un signo de amor.

Pelear puede hacer fácil la comunicación

Las discusiones son tan intensas y honestas que hacen que la comunicación luego se pueda volver más fluida, ya que se incrementan los sentimientos de intimidad y confianza con la otra parte de la pareja.

Pelear significa que quieres permanecer juntos

Las peleas te centran en los problemas de la pareja y en cómo solucionarlos, en lugar de abandonar la relación antes de que se hagan demasiado grandes.

Las parejas que discuten tienden a ser más pasionales

Algunas parejas acaban manteniendo relaciones sexuales después de una pelea intensa. Esta montaña rusa emocional aumenta los niveles hormonales y de tensión arterial.

Una pelea puede hacer más fuerte la conexión con tu pareja

Durante una pelea cada uno aprende mucho sobre el otro y, sobre todo, sobre uno mismo. Si ambos son capaces de sobrepasar los efectos de la pelea, la unión se puede hacer más fuerte.

Pelear te libera del resentimiento

Guardar las cosas dentro puede hacer que el resentimiento hacia la otra persona crezca. Si dejas que salgan tus sentimientos negativos como una válvula de escape, todo ese resentimiento acabará desapareciendo.

Aun así, las peleas, obviamente, deben ser moderadas, sin llegar al insulto o a faltar al respeto de tu amado. Puedes expresar tu punto de vista de manera que ambas partes puedan escuchar. Cuando eres auténtico en una relación, siempre puedes compartir lo que crees.

 

Estas copas de vino ‘Tiburón’ hacen que parezca que un tiburón está nadando en un baño de sangre

El humo del incendio del Amazonas convierte el día en noche en Sao Paulo