in

Científicos descubren que tus amigos más crueles podrían ser tus mejores amigos

Uno podría pensar que existen dos tipos de amigos: los buenos y los malos. Y que es obvio que los buenos amigos siempre están ahí animándote y dándote la razón en todo aquello que podría herir tus sentimientos. Sin embargo, otros afirman que es cierto eso de que ‘solo un amigo te dirá que tienes la cara sucia’. Y esto implica que los amigos de verdad a veces te van a decir cosas que no quieres escuchar ¿cierto?

Pues ahora resulta que unos científicos van más allá y descubren que, de hecho, tus amigos más crueles pueden ser los mejores amigos. En el fondo. Muy en el fondo.

Según descubren en este estudio científico, cuando tus amigos te dicen cosas malas incluso hiriendo tus sentimientos y haciéndote sentir mal, llegando al extremo de la crueldad innecesaria, esos son tus mejores amigos.

Hay gente que puede tratar de hacer que alguien sienta emociones negativas si piensan que experimentar esas emociones va a ser beneficioso a largo plazo.

Belén López-Pérez está detrás del estudio llevado a cabo en la Universidad de Plymouth y afirma que la gente puede ser cruel para ser amable, es decir, pueden llevar a alguien a sentirse peor si esta emoción es beneficiosa para la otra persona, incluso si ello no implica ningún beneficio personal para ellos.

Según otros estudios realizados, mucha gente puede llegar a empeorar el estado de ánimo de alguien para conseguir una ganancia personal propia. Sin embargo, en este caso lo que se ha descubierto es que, detrás de esa crueldad, también puede haber intenciones altruistas.

Identificamos varios ejemplos cotidianos en los que este podría ser el caso, por ejemplo, inducir el miedo al fracaso en un ser querido que está procastinando en lugar de estudiar para un examen

Estos hallazgos arrojan luz sobre la dinámica social, ayudándonos a comprender, por ejemplo, por qué a veces podemos tratar de hacer que nuestros seres queridos se sientan mal si percibimos que esta emoción es útil para lograr un objetivo.

En el día a día, esto significa que cuando tus amigos te hacen sentir mal porque no estudias o te hacen sentir mal por la ropa que estás llevando, es posible que lo estén haciendo para ayudarte, siendo malos, sí, pero haciéndote sentir mal intentan que tengas confianza y hagas lo más correcto para ti a medio o a largo plazo.

Este ciclista muestra su gemelo después de una carrera y da hasta miedo

El tifón Hagibis tiñe los cielos en Japón en rosa puro