in

Científicos dicen que deberíamos trabajar solo 4 días a la semana

Seguramente piensas que, a más tiempo trabajando, más cosas puedes hacer, ¿cierto? Curiosamente, esto se trata solo de una ilusión que cree mucha gente.

Hoy día la mayoría de trabajadores tienen jornadas de 50, 60 o incluso 70 horas a la semana, convirtiendo sus lugares de trabajo en su segundo hogar.

Sin embargo, algunos experimentos realizados por K. Anders Ericsson, un experto en la psicología de trabajo, demuestran que la gente puede realizar solo 4 o 5 horas de trabajo productivo al día. Después alcanzar el máximo punto de rendimiento, tiende a detenerse y, a partir de ahí, la gente sufre en el trabajo.

«Si obligas a la gente después del tiempo máximo que pueden mantenerse concentrados, vas a conseguir que adquieran malos hábitos. Lo que es peor, esos malos hábitos van a afectar al tiempo en el que el trabajador es productivo».

Los jefes que han reducido el tiempo de trabajo consiguen beneficios a cambio en forma de resultados y felicidad profesional.

Ryan Carson, el jefe en Treehouse, implementó un horario de trabajo de 32 horas semanales en el 2006. Desde entonces sus trabajadores se han vuelto más felices y más productivos.

La empresa ahora es muy exitosa y tiene beneficios de varios millones de dólares, y los empleados están felices de ir a trabajar cada día.

Otra historia similar ocurrió en Reusser Design, una empresa de diseño. Cambiaron a cuatro días de trabajo semanales en el 2013 y dicen que «Incluso si los empleados trabajan de más los viernes, su rendimiento es mucho mayor. No tienes idea de cómo la gente corre para terminar proyectos antes de irse de vacaciones».

También probaron un experimento de 4 días a la semana en un colegio para cuarto y quinto grado en EEUU. Resulta que los estudiantes con mejores resultados en lectura y matemáticas subieron un 12% en comparación con los niños que iban a clases normales.

«Creo que la idea de que los niños se van a concentrar durante todas sus clases no es razonable«.

Lo que han descubierto con estos estudios es que una simple redistribución del tiempo de trabajo puede traer enormes beneficios para empleados y empresas.

Esta increíble modelo de bañador tiene 61 años y cuenta su secreto

20 Geniales obras de arte urbano