Compran un pequeño gatito y cuando crece resulta que se hace el gato más grande del mundo

Esta mujer australiana se llama Stephy Hirst, y se ha hecho famosa en Internet al entrar en el Libro Guiness de los Récords. El motivo: compró un pequeño y lindo gatito al que llamaron Omar pero, cuando creció, resulta que se convirtió en el gato más gran del del mundo.

“Cuando empezó a crecer pensamos que sería el más grande del mundo, pero todavía ni siquiera había crecido del todo”. “Omar era pequeño cuando nos lo quedamos, pero al año ya pesaba 10 kg”. Ahora pesa 14Kg y mide 1,20 metros.

Después de compartir imágenes en Instagram, Omar se ha hecho famoso. Duerme en el sofá, porque la camita es demasiado pequeña para él, y se dedica a levantarse a las 5 de la mañana, comer croquetas para desayunar, dormir siestas y comer canguro para cenar. Instagram

 

Stephy, la dueña de Omar, vive en Australia y mira el amigo tan grande que se ha hecho

 

Los del Libro Guiness de los Récords le confirmaron que era el gato más grande del mundo

 

Pensamos que podría ser el más grande del mundo, pero no nos preocupaba

 

Omar era pequeño cuando lo adoptamos, pero en un año creció hasta pesar 9 kg

 

Hoy día mide 1,20 metros y pesa 14 Kg

 

Omar se ha hecho famoso en Internet

 

Se levanta a las 5 de la madrugada y desayuna croquetas

 

Se suele echar una siesta y le dan de comer canguro para cenar

 

Duerme en el sofá, porque la cama es demasiado pequeña para él

 

Exige que lo abracen y lo acurruquen antes de dormir!