in

Con este sistema puedes aprovechar el agua de la ducha, ahorrar y gastar mucho menos

Hoy día cualquier idea o invento relacionado con lo ecológico es más que bienvenido. En este caso, el invento en cuestión se llama ‘Gris‘, pero su nombre no hace referencia a ningún color. En realidad se trata de un sistema ideado para recolectar y reciclar el agua que se utiliza durante una ducha. Y, aunque normalmente no nos damos cuenta de ello, eso suele suponer bastantes litros de agua.

Aproximadamente, con este sistema pueden llegar a reciclarse hasta 40 litros de agua por cada sesión de ducha como media. Contando una ducha diaria para un grupo familiar estaríamos hablando de miles de litros de agua al cabo de un año.

Una vez que el agua está recolectada por el sistema, se puede utilizar para limpieza, para el inodoro e incluso para regar las plantas.

El invento no responde solo a una cuestión ecológica, sino también a la necesidad de recursos básicos que sufren algunas zonas del mundo teóricamente desarrolladas.

Por ejemplo, algunas zonas de Brasil, México e incluso EEUU sufren problemas de abastecimiento de agua.

En ocasiones existen conflictos debidos a una lucha de intereses entre las necesidades de los ciudadanos y agricultores o ganaderos que necesitan agua para regar sus plantas o para dar de beber a sus animales.

Otra cosa interesante de este invento es su sencillez de diseño y facilidad de implementación.

Básicamente se trata de una baldosa con una superficie granular compuesta por cuatro módulos ensamblados entre sí. La superficie de las baldosas es antideslizante para evitar caídas y deslizamientos.

Cada una de las cuatro celdas tiene capacidad para almacenar hasta 10 litros de agua, es decir, en conjunto puedes estar salvando hasta 40 litros de agua durante una ducha.

Luego es fácil desensamblar los módulos para utilizar el agua como mejor convenga. Por ejemplo puedes descargarla en el inodoro, limpiar la casa o regar el jardín, siempre que no hayas utilizado productos químicos demasiado fuertes durante la ducha.

Si sistemas como este se implementaran en todo el mundo, el impacto sería realmente importante, a nivel ecológico y también económico, porque el consumo reducido de agua también se vería reflejado en tus facturas mensuales.