in

Conoce el curioso anillo de compromiso con GPS incorporado

Imaginar una boda sin anillos es algo poco habitual, lo que también es raro es comprobar cómo la tecnología se ha expandido hasta abarcar terrenos donde antes no se encontraba, incluyendo a los anillos de boda.

Una empresa de Brasil ha creado el ‘Boyfriend Tracker’ (‘Rastreador’ de Namorados en portugués), un anillo aparentemente normal, pero cuando curioseas por dentro de su estructura encuentras tecnología de última generación, incluyendo un circuito electrónico y un sistema GPS.

 

Al principio, muchos dijeron que estos anillos solo incentivaban la desconfianza entre las parejas, pero luego se dieron cuenta de que podía ser más útil de lo que se pensaba. Por ejemplo, en caso de secuestros, cuando las parejas salen de viaje a países lejanos e incluso sirven para encontrar a la otra persona en caso de que se produzca algún desastre o, simplemente, en caso de pérdida del anillo.

“Por supuesto que va a ser popular “, dijo una usuaria del producto de 47 años en Río cuyo matrimonio terminó hace siete años en gran parte debido a lo que ella dijo que era la infidelidad de su esposo.

“Es un tipo diferente de espionaje”, dijo sobre las comparaciones con el programa de vigilancia de la NSA. “Estás investigando a alguien que conoces íntimamente, no a un extraño”.

La aplicación, llamada Rastreador de Namorados – Portugese for Boyfriend Tracker – promete actuar como un ‘detective privado en el bolsillo de su compañero’.

Las alianzas se controlan mediante una aplicación instalada en el teléfono móvil y permite tanto rastrear los movimientos del usuario tanto como si dejó de utilizar la alianza, ya que el anillo incorpora un sensor de calor interno que muestra cuánto tiempo lo ha tenido quitado del dedo. La cuestión ahora es si mucha gente estaría dispuesta a intercambiar anillos como este con su pareja.

Esta empresa alemana crea falsas cajas de TV para sus bicis de 3.000€, reduce daños un 80%

28 Diseñadores que transformaron cosas cotidianas y les quedó así de bien