in

El primer ‘parking’ para coches voladores abre en el Reino Unido

El primer aeropuerto móvil del mundo para automóviles voladores y drones de reparto autónomos se lanzará en Coventry a finales de este año.

Si hay algo todo el mundo esperaba encontrar en el siglo XXI eran los coches voladores. Ya llevamos dos décadas y va siendo hora de que esta idea se haga realidad.

Lo cierto es que la aparición de los drones está consiguiendo que la idea de moverte por la ciudad a bordo de un vehículo volador sea algo más cercano.

De hecho, el transporte de gente y mercancías por medio de coches voladores ya es un hecho, hasta el punto de que se va a inaugurar el primer ‘parking’ o aeropuerto para este tipo de vehículos en pocos meses.

Air-One ha sido diseñado para transformar el transporte urbano, permitiendo que los taxis aéreos y los drones eléctricos aterricen y se recarguen, ayudando a reducir la congestión, reducir la contaminación del aire y contribuir a un futuro sin carbono.

El proyecto Air-One ha obtenido financiación del Future Flight Challenge del gobierno del Reino Unido, país que parece decidido en ser de los primeros en revolucionar los medios de transporte.

Este primer aeropuerto para coches voladores se va a instalar en la ciudad de Conventry, elegida por su ubicación muy en el centro de Gran Bretaña y por ser históricamente un lugar relacionado con la industria del motor y aeroespacial.

Cuenta con una plataforma elevada. Una vez que un vehículo ha aterrizado en él, la base se mueve hacia abajo.

Los vehículos pueden ser desplazados a diferentes zonas del sitio, donde pueden ser recargados, limpiados, revisados con fines de mantenimiento o subir pasajeros.

También hay una pequeña pista iluminada.

Los diseñadores dicen que la estructura integrada también podría contar con una librería o una cafetería.

Y se espera que este parking/aeropuerto solo sea el primero de muchos más.

Urban Air Port planea desarrollar más de 200 sitios en los próximos cinco años para satisfacer la demanda global. Después de haber obtenido financiación para Air-One, Urban Air Port está ahora en conversaciones con inversores para apoyar su rápida comercialización y crecimiento global.

Según predice la NASA, la movilidad aérea urbana podría alcanzar un valor de cerca de 500.000 millones de euros solo en EEUU, pero la barrera que encuentra esta tecnología es carencia de una infraestructura adecuada, obstáculo que ya se está comenzando a salvar.