in

Encuentran una manera de sacar carbono del aire y convertirlo en combustible

Parece que el futuro de los motores pasa por sistemas eléctricos o basados en hidrógeno, pero está claro que todavía faltaría mucho para decirle adiós a los motores de combustible actuales.

Por eso, muchos científicos están todavía tratando que los vehículos actuales sean más sostenibles y una forma de hacerlo es cambiar el combustible que consumen. Y esta es sumamente curiosa.

Investigadores de la Universidad de Oxford y de la Universidad de Cambridge han ideado una forma para que los aviones capturen el gas del aire y lo utilicen como combustible.

En lugar de crear una flota nueva de aviones eléctricos, lo que requeriría una inversión tecnológica enorme, este nuevo enfoque permitiría, además, reducir la huella de carbono presente en nuestra atmósfera.

En laboratorio, los investigadores pudieron capturar y convertir el CO2 directamente en combustible apto para utilizar en aviones comerciales utilizando un catalizador especial.

La cantidad de combustible conseguida todavía es demasiado pequeña para alimentar a un avión real, pero si el CO2 se puede capturar del aire a un volumen lo suficientemente alto y convertirlo en energía de manera eficiente, un avión podría teóricamente volar de esta forma.

Según los autores:

Este proceso catalítico proporciona una ruta atractiva no solo para mitigar las emisiones de dióxido de carbono, sino también para producir combustible para aviones renovable y sostenible

Normalmente, cuando los combustibles fósiles se queman, los hidrocarburos que contienen se convierten en dióxido de carbono y agua, liberando energía en el proceso, pero este sistema literalmente invierte el proceso.