in

Esta luz muestra hasta dónde llega el pipí cuando lo haces de pie y es peor de lo que parecía

Si pensabas que tenías buena puntería mientras haces pipí de pie, resulta que la cosa no es tan fácil como parecía.

Por algún motivo alguien se ha preocupado de realizar un test para comprobar hasta dónde llega el pipí en cada micción sobre el inodoro utilizando un relativamente sofisticado sistema basado en rayos ultravioletas. El resultado: el pipí puede salpicar a casi un metro de distancia. Sorprendente.

Si esto todavía te parece poco, la cosa empeora cuando los mismos investigadores comprueban que la mayoría de los encuestados que participaron en el test decían que guardaban sus cepillos de dientes a menos de un metro de distancia del inodoro. La cosa se pone mejor.

La prueba la realizó QS Supplies y encontró que el 69% de los hombres se ponen de pie meintras orinan y, de ellos, el 31% apuntan a la parte trasera de la taza con la idea de causar el menor número de salpicaduras.

La mala noticia es que esta técnica lo que produce es el efecto contrario, generando más salpicaduras que cualquier otra técnica de puntería.

Mientras orinas, se crean miles de pequeñas gotas de orina que vuelan por el aire y aterrizan hasta un metro de distancia alrededor, así que puedes estar seguro de que tu cuarto de baño no está tan limpio como parecía.

Como es algo que no puede verse a simple vista, los de QS Supplies utilizaron una uretra mecánica, un líquido fluorescente especial y una lámpara de rayos UV. A partir de ahí realizaron varios ensayos con diferentes tipos de caudal, curvas y trayectorias para comprobar los resultados finales.

Estos tipos descubrieron que los que apuntan a la parte trasera del inodoro crean el mayor número de gotas y una mayor propagación, mientras que los que apuntan directamente al agua (el 29%) causan menos salpicaduras.

Así que ya sabes, según estos investigadores, si quieres reducir el número de salpicaduras, debes apuntar al lado más cercano al tazón, junto en frente del agua, aunque su conclusión es reveladora:

«En cada simulación, sin importar a qué superficie apuntamos, la luz UV reveló un número de gotitas volando sobre el borde del inodoro, la parte inferior del asiento y la tapa del inodoro, el piso o todo lo anterior».

El proceso del estudio está en este curioso a la vez que inquietante vídeo:

Sony lanza una versión Bluetooth del Walkman para celebrar los 40 años de su lanzamiento

15 Increíbles casas que puedes comprar en Amazon para que te las envíen a tu casa