in

Esta madre utiliza un cartón gigante con su foto para engañar a su hijo y que deje de llorar

Esta madre ha descubierto una forma genial para conseguir que su hijo deje de llorar de una vez por todas cada vez que ella intenta salir de la habitación. El truco es hacer creer al niño que la madre (o el padre) están todavía ahí al lado, y lo consigue con un truco la mar de sencillo a la vez que efectivo: se ha construido una imagen de sí misma con un cartón a tamaño real. Y sí, el niño piensa que el cartón es su madre.

Aparentemente es un truco tan burdo que es difícil imaginar que el niño vaya a picar, pero lo hace una y otra vez.

Todos los que tienen niños saben lo difícil que puede llegar a ser conseguir algo de tranquilidad en la casa, sobre todo cuando son tan pequeños, así que esta madre pensó que era hora de conseguir algo de silencio en su hogar.

La mujer compartió varias imágenes en su cuenta de Twitter donde se ve claramente cómo el pequeño niño posa delante de la cartulina con la imagen de la madre, tan tranquilo y confiado como si fuera su madre de verdad.

La madre, una japonesa llamada Fuki Sato, afirma que solo tiene que entrar en la habitación cada 20 minutos para echar un vistazo y asegurarse de que el niño está bien y no necesita nada. En el vídeo puede verse que el truco funciona bastante bien:

Es difícil porque mi hijo de un año llora tan pronto como mamá desaparece. Como contramedida, experimenté con lo que sucedería si estableciera una ‘madre panel’ de tamaño natural

Lo mujer sitúa el cartón de manera estratégica, es decir, de forma que su hijo no tiene acceso a tocarlo para así, cuál pastilla roja de Matrix, descubrir cuál es la realidad que le rodea. Eso sí, no sabemos cuánto tiempo más será efectivo el truco y si será contraproducente en el futuro. Quiero decir, es fácil imaginar que el niño aprenda de su madre y algún día él mismo se haga un cartón con su imagen para irse con sus amigos por ahí y que la madre piense que está haciendo la tarea en la casa.

24 Personas solitarias que saben lo que es estar solos y no les importa

Esta niña se hace sus propias zapatillas deportivas con vendas. Gana tres medallas de oro corriendo con ellas