in

Esta mascarilla está fabricada con cáñamo, es biodegradable y 100% natural sin pegamentos ni químicos

Este invento está fabricado con cáñamo, te lo pones en la boca, pero no se fuma. En lugar de eso, se trata de una mascarilla que protege ante infecciones, incluyendo coronavirus, de manera eficiente.

La empresa francesa que la ha desarrollado ya la tiene a la venta comercialmente y ya lleva vendidas un millón y medio de unidades en diferentes países de Europa.

La ventaja extra de esta mascarilla es que se trataría de la primera de este tipo que es biodegradable. Una vez utilizada puedes tirarla tranquilamente a la basura porque es biodegradable, así que sabes que no va a contaminar nada incluso si acabara tirada en medio del campo o en el mar.

Según informes realizados por la Dirección General de las Fuerzas Armadas de Francia, la mascarilla tiene un rendimiento de filtración del 89%, y lo hace de forma natural.

El cáñamo de por sí presenta propiedades que le permiten filtrar sin necesidad de añadidos de ningún tipo. Es 100% vegetal, sin pegamentos, aditivos químicos ni tratamiento alguno. Su superficie está recubierta de una fina capa fabricada con almidón de maíz.

El resultado final es una mascarilla con un alto grado de capacidad de filtración, compostable y biodegradable y, además, sabes que no estás respirando productos nocivos artificiales o químicos mientras la llevas puesta.

Según la empresa fabricante, geochanvre:

Por sus características, el cáñamo tiene propiedades que hacen que no sea necesario añadir otros productos, ni pegamento ni aglutinante. Sus características hacen que la filtración y transpirabilidad se realicen sin ningún producto añadido