Esta mujer deja su estresante trabajo en la ciudad para cuidar cabras con necesidades especiales

Esta mujer tenía un trabajo normal y corriente en la ciudad, pero decidió que eso le suponía demasiado estrés y lo cambió todo para establecer un refugio para … cabras! “Tenía un gran trabajo, pero el transporte era horrible, los niveles de estrés altos … no me sentía bien y sabía que tenía que haber algo más“.

Un día visitó una granja repleta de pequeñas cabras y se enamoró. Lo que hizo fue fundar ‘Anarquía de cabras’, una organización con curioso nombre que cuida a pequeñas cabras huérfanas.

 

Leanne Lauricella es el nombre de esta mujer que cuida a cabras huérfanas y con necesidades especiales

 

Dejó un trabajo estresante en la ciudad para establecer un centro de cuidado de cabras

 

“Tenía un buen trabajo, pero el transporte era horrible y había mucho estrés

 

Tenía claro que era el tipo de vida que quería, decidí dejar los zapatos de tacón y cambiarlos por botas y mi Mercedes por una furgoneta

 

Algunos me llaman loca o irresponsable por dejar mi trabajo sin tener un plan pero, para mí, era un salto de fé

 

 

 

 

 

 

 

 


Facebook
Whatsapp