in

Estas son las 22 cosas más raras que encuentra una inmobiliaria y no se sabe cómo consigue venderlas

Trabajar en una inmobiliaria implica tener empatía y saber cómo tratar con los potenciales clientes para que piquen el anzuelo y acaben comprando el piso que les enseñas.

Lo que ocurre en ocasiones es que la cosa se pone difícil, y no porque los clientes sean duros de convencer, ni siquiera porque las viviendas en cuestión estén en malas condiciones, sino porque llegan a encontrarse cosas tan raras que realmente cuesta trabajo encontrar alguien que quiera vivir cerca de ellas.

Esta mujer ha recopilado las cosas más raras que se ha encontrado en viviendas que estaban a la venta o en alquiler, algunas muy extrañas y otras podrían calificarse directamente como feas. A ver cómo vendes todo esto: Venessa Van WinkleR

Esta tumbona de playa 2×1 se convierte en carrito para que los viajes a la playa sean más fáciles

Dale a tu cocina un toque Disney con estos guantes para horno Micky Mouse