in ,

Este amable sacerdote lleva a perros callejeros a misa para que puedan encontrar nuevas familias que los acojan

Brasil es uno de los países donde el problema de los perros callejeros es más grave. Lo bueno es que también existen muchos brasileños que están sensibilizados con el tema y dedican parte de su tiempo a buscar soluciones. Uno de estos brasileños es este sacerdote de la Parroquia de Sant’Ana Gravatá.

El padre João Paulo Araujo Gomes tiene su parroquia en la ciudad brasileña de Gravatá y es tan amable que invita a los perros callejeros a que entren en la iglesia. La idea de Joao no es solo que se encuentren refugiados en un lugar seguro, sino algo más importante, ayudarles a que encuentren un hogar que los acoja. Como extra, seguro que más de un feligrés ve a estos perros adorables en la iglesia como un aliciente más para acudir a la misa.

 

El padre João Paulo aloja a perros callejeros en su casa parroquial, lejos de los peligros de las calles, con la esperanza de que alguien se fije en ellos. Por eso, el sacerdote se asegura de que cada domingo los perros sean el centro de  atención, situándolos en un lugar donde donde todos puedan verlos.

 

Los perros, por naturaleza, tienden a acercarse a los feligreses en busca de algunas caricias. Incluso a veces se acercan a buscar algo de cariño por parte del propio sacerdote.

 

«Siempre podrán entrar, dormir, comer, beber agua y encontrar refugio y protección, porque esta casa es de Dios y ellos son de Dios»

escribió el padre João Paulo en Facebook

 

El sacerdote no solo les ha brindado un hogar temporal y algo de afecto, también las cuida y las alimenta y les provee de tratamiento médico.

Gracias a las acciones del sacerdote, el número de perros callejeros en la ciudad de Gravatá, de más de 200.000 habitantes, se ha visto reducido. Docenas de perros callejeros ya han encontrado hogares que los acojan. Incluso algunos de ellos han sido adoptados por el mismo sacerdote.

La nueva misión del martillo de Thor: sostener tu papel higiénico

Estas chicas inventan una pajita que detecta drogas de violación en las bebidas