in

Este café en Alemania le da a los clientes gorros con fideos de piscina para que estén separados

En algunos países están empezando a tomar medidas para que la gente salga a la calle con relativa normalidad, pero asegurándose a la vez de que la gente mantiene medidas de seguridad.

Uno de esos países es Alemania, donde están relajando las medidas de bloqueo y no es de extrañar, porque este país es uno de los que mejor ha sabido capear el problema de la pandemia a nivel mundial.

Ahora que están ralentizando la propagación del virus, el gobierno alemán decidió levantar las restricciones a restaurantes y cafeterías, pero sin olvidar el objetivo de evitar que se provoque una segunda ola.

Un café en Schwerin llamado “Cafe Konditorei Rothe” es uno de los negocios que han vuelto a abrir sus puertas de cara al público, pero de forma responsable.

Se han asegurado de que las mesas estén separadas entre sí para mantener cierta distancia entre los clientes, pero no se han quedado ahí.

A los dueños de la cafetería se les ocurrió una idea ingeniosa para asegurarse de que los clientes mantengan su distancia: fideos de piscina

El café está usando sombreros con fideos de piscina para que cada cliente se lo ponga, de forma que les ayude con el distanciamiento social.