in

Este exprimidor de naranjas fabrica los vasos con las cáscaras de las naranjas que acaba de exprimir

El problema medioambiental que supone la contaminación por plásticos está alcanzando niveles preocupantes a nivel planetario. Por eso cada vez son más las empresas que se esfuerzan en conseguir soluciones y alternativas a este contaminante material sintético. Esta empresa italiana, Carlo Ratti Associati , es un gran ejemplo, porque su nuevo exprimidor de naranjas es realmente ingenioso y ecológico.

El exprimidor en cuestión está diseñado en principio para trabajar con muchas naranjas, es decir, no existe todavía una versión casera, aunque sería ideal tener una así en cada casa.

El invento está compuesto por una especie de cúpula situada a 3 metros de altura capaces de almacenar más de 1.000 naranjas.

En la base de la estructura tiene instalada una de esas impresoras 3D que cada vez se están viendo con mayores usos prácticos.

Lo interesante empieza aquí. Las naranjas son cortadas por la mitad para extraer el zumo. Pero las cáscaras no se desechan, sino que van a parar a un contenedor. Ahí las cáscaras se utilizan como ‘tinta’ o ‘material de construcción’ para la impresora 3D, que utiliza ese bioplástico para fabricar vasos.

El proceso para conseguir el plástico se basa en secar las cáscaras y molerlas. Luego, el polvo resultante se mezcla con ácido poliláctico y el resultado final se calienta para generar bioplástico.

Lo bueno del asunto es que se aprovecha la naranja al 100% y se reduce el uso de plásticos al mínimo, además de fabricar automáticamente durante el proceso vasos que son biodegradables.

Lo interesante, como dijimos antes, sería una versión en miniatura para tener en casa y que te provea de vasos que puedas luego tirar a la basura sabiendo que se trata de material orgánico y no plásticos.

25 Experimentos en la cocina que fallaron miserablemente

KFC Lanza un sandwich de pollo frito entre dos donuts glaseados