in

Este fotógrafo echa polvos de colores sobre perros y las fotos son impactantes

Este fotógrafo se llama Jess Bell y está especializado en tomar fotografías de perros. Un día se le ocurrió la idea de añadir color a las fotos que hacía a los animales utilizando un sencillo pero efectivo truco: espolvorearlos con polvos de colores antes de comenzar la sesión de fotos.

Lo único que tuvo que hacer es decidir qué color elegía para cada perro de manera que añadiera el mejor toque para el efecto final en la fotografía. El polvo de colores añade dinamismo a las imágenes ya que los perros, al moverse, se desprenden del polvo y se crea una especie de eco visual de su movimiento muy bello. Más en jessbellphotography.com Facebook

50 Personas que cubrieron sus cicatrices y marcas de nacimiento con tatuajes y lo bordaron

Niño de la calle quiere venderle flores a turista y su respuesta da la vuelta al mundo