Este hombre pasa horas en un lago cada día para aliviar el terrible dolor de su perro

El perro es el mejor amigo del hombre y, en este caso, también se demuestra que ocurre al revés. Este hombre, John Unger, adoptó a Schoep de un refugio cuando apenas era un cachorro hace 19 años. Desde entonces se hicieron amigos inseparables.

Sin embargo, el tiempo pasó y el perro de John desarrolló artritis en sus articulaciones. El perro llegó a sentir tanto dolor que apenas puede dormir. John sabe que las personas que sufren artritis se ven mejoradas con terapias acuáticas, así que no lo pensó dos veces.

El hombre llevó a su perro a uno de sus lugares favoritos, un lago cercano a su vivienda. Una vez que sumergió al perro en el agua, se durmió tranquilamente. Desde entonces, la actividad se ha convertido en una rutina diaria para el hombre y su perro. En ocasiones pasan allí horas.

No te los pierdas en el vídeo:


Facebook
Whatsapp