in

Este hombre se identifica del siglo XIX y solo se viste de esa manera

En esta época en la que vivimos parece que la gente no tiene claro un estilo concreto. Si echas un vistazo a fotos de los años ’70, ’80, ’90 o cualquier otra, parece que cada década tuvo su tendencia estilística definida y diferenciada del resto, pero hoy día no parece haber una tendencia clara.

Este hombre tiene claro que quiere identificarse con una época, y no es ni siquiera cercana. Quiere ser un dandy moderno e  identificarse y vestir como alguien de principios del siglo XIX.

Apenas tiene 25 años y se las ha apañado para hacerse con ropa de la década de 1820. Según él, es la única ropa con la que se siente cómodo.

Zack Pinsent tiene una ventaja para conseguir hacer realidad su sueño: su oficio es el de sastre, así que puede confeccionarse él mismo la ropa.

«Es difícil para los hombres, no podemos mostrar exuberancia, pero me encanta lo que hago y solo lo hago para mi propio disfrute».

Su ropa incluye chaquetas largas, sombreros de copa, botas altas de montar, corbatas, pañuelos, capas y hasta el típico bastón de la época que aportaba distinción al que lo llevaba.

Zack comenzó con su afición cuando apenas tenía 14 años. Entonces encontró una caja con ropa de su bisabuelo. Al probársela se dio cuenta de que era lo que le gustaba y comenzó a llevarla de forma habitual.

A los 14 años, tomé la decisión simbólica de quemar mi único par de jeans en una hoguera. Fue un verdadero punto de inflexión.

En los días sin uniforme escolar, me vestía con trajes de tres piezas, pero luego empecé a vestir ropa histórica todos los días. Me sorprendió bastante que en el libro del insituto me votaran como el mejor vestido

Según afirma Zack, la mayoría de la gente respeta su decisión y tienen una respuesta positiva cuando lo conocen y descubre cuál es su forma de vestir.

Una vez incluso se cruzó por la calle con un grupo de fans de fútbol que si dirigieron hacia él. Él bajó la mirada preocupado por la reacción que pudieran tener, pero al final resultó que también fueron amables.

Incluso afirma haber recibido varias ofertas de matrimonio, quizás de mujeres que buscan un caballero, el romanticismo de la época y alguien que se preocupe por su presentación y vestimenta.

Usar la ropa sin planchar:la nueva campaña contra el ‘calentamiento global’

Restaurante vende carne con forma de zanahoria para trolear a los vegetarianos