Este niño no quiere perder ninguna clase, y lleva a su hermano pequeño cada día

Realmente, quien llega más lejos no es necesariamente quien tiene más dinero o una familia rica, la verdad es que llega más lejos cualquier persona que se esfuerza y ​​hace todo lo posible para seguir adelante. Y, a veces, no lo hace por elección, sino por necesidad.

Este es el caso de Mateo Baño, un niño de Filipinas  cada día lleva a su hermano pequeño a clase. ¿La razón? No hay nadie que cuide de él y el niño no tiene intención de perder un día de clases.

 

 

La fotografía conmovedora fue publicada por su maestra, Shyla Blasico. Blasico cuenta que Mateo, de 9 años de edad, perdió a su madre durante el embarazo y su padre está en otra ciudad trabajando como carpintero.

La única solución que tiene Mateo para continuar el cuidado de su hermano pequeño de 2 años e ir a la escuela juntos. Todo esto con el fin de tener un futuro mejor en muchos años todavía por delante. Blasico pide constantemente ayuda para que Mateo y sus hermanos crezcan de la mejor manera y sean recompensados sus esfuerzos. Y estamos seguros de que será. Facebook

 


Facebook
Whatsapp