Este niño con trastorno de crecimiento parece un recién nacido

Cuando un bebé ha nacido a veces da la sensación de que casi cabe en la palma de la mano, pero cuando nació Mateo era tan pequeño que, realmente era más pequeño que las manos de sus padres.

Después de 28 semanas de embarazo, los doctores se dieron cuenta de que Mateo no crecía de la forma natural y decidieron inducir a su madre a un parto prematuro.

 

Mateo fue diagnosticado con un tipo de enanismo, microcefalia primordial, tipo de enanismo II o enanismo primordial.

 

Pasó sus primeros 98 días de vida en la UCI hasta que le diagnosticaron el enanismo. Los médicos dijeron a los padres que su cerebro había dejado de crecer y que no iba a sobrevivir.

Sin embargo, después de cuatro meses, su diagnóstico mejoró. “Nos dijeron que Mateo podría caminar, hablar, ir al colegio y tener una vida normal, pero su estatura quedaría reducida”

 

Cuando la gente ve a Mateo por primera vez, piensan que es un recién nacido, pero ya tiene casi un año. Los padres le compran la ropa en una tienda de muñecos.

Aunque el pronóstico es bueno, Mateo todavía necesita cuidados y son necesarias cirugías y atención médica.

Los padres abrieron una cuenta en Go-FundMe para cubrir gastos médicos y consiguieron cubrir el presupuesto en poco tiempo!


Facebook
Whatsapp