Estos envases para alimentos son comestibles y están fabricados con algas para eliminar los plásticos

El problema de la contaminación con plásticos afecta a gran parte del problema, y gran parte de ese material de desecho viene siempre desde el mismo lugar, botellas y vasos desechables, cañitas y empaquetamientos y bolsas.

Más de la mitad de los plásticos desechados que acaban contaminando los mares proceden de los productos de un solo uso.

Por ese motivo cada vez aparecen más soluciones a este problema orientadas a hacer desaparecer dentro de lo posible las botellas y los envoltorios de plástico en favor de otras soluciones más ecológicas.

Esta de aquí es de las más interesantes que he encontrado. Por un lado estás evitando el uso de plásticos, pero por otro resulta que el mismo envoltorio es un producto comestible.

Esto no significa necesariamente que algún tengas que comerte la bolsa donde venían las patatas fritas que compraste, pero el hecho de que se trate de un material comestible hace que también sea biodegradable y desaparezca de forma natural en poco tiempo sin producir contaminación alguna.

La base utilizada para fabricar este nuevo material son las algas, también llamadas por muchos científicos ‘oro verde’ debido a la cantidad de usos que se les está dando a diferentes niveles, también el industrial.

Los envoltorios están fabricados con extractos de algas marinas vegetales, y resultan ser bajos en calorías. Pueden utilizarse para empaquetar bocadillos, patatas fritas, caramelos y otros alimentos que normalmente encuentras en tiendas y supermercados envueltos en plástico.

Como extra, el envoltorio comestible se convertiría en un extra nutricional que incluirían vitaminas y minerales saludables.

El invento viene de la mano de Wenwen Fan del Royal College of Arts, donde se han puesto manos a la obra para conseguir este interesante envoltorio ecológico y comestible.

Los materiales fabricados con extractos de algas se pueden personalizar para que tengan diferentes colores y sabores. designboom