in

Estos estudiantes inventan una máquina que separa la arena de los microplásticos

El problema de la contaminación ambiental a veces es invisible. Por ejemplo, cuando se habla de que los océanos están repletos de plástico uno imagina las típicas bolsas flotando o las redes de anillas de las latas de refresco atrapando a algún ser marino como en una trampa.

Sin embargo, en realidad mucho del plástico contaminante no se ve, ni en el agua ni en tierra, porque está dividido en micropartículas tan pequeñas que no se advierten a simple vista.

Esto ocurre porque los plásticos que acaban vertidos al medio ambiente acaban dividiéndose cada vez en partículas más pequeñas, hasta alcanzar niveles que solo pueden verse con un microscopio.

Unos estudiantes de la Universidad de Sherbrooke han inventado una máquina que absorbe y filtra la arena para separar los microplásticos que la han contaminado.

La máquina funciona como si fuera algún tipo de aspiradora solo que, en lugar de limitarse a aspirar la arena, también filtra de manera específica los microplásticos que encuentra.

Para ello, la máquina cuenta con un tanque interno que contiene agua. Allí se almacena mezclada la arena y el microplástico pero, como la arena es más pesada, acaba en la parte inferior del tanque.

Una vez que la máquina separa en dos partes la arena y los microplásticos, se puede devolver la arena limpia a la playa.

Buscamos durante mucho tiempo y vimos que no había ninguna máquina en el mundo para hacer este tipo de trabajo. Así que decidimos estudiarlo e inventarlo