in

Granjero pinta rayas a su perro para que parezca un tigre. Espanta a los monos que le roban la cosecha

Un granjero de Shivamogga, en La India, ha tomado una opción a la desesperada después de comprobar que sus cultivos eran atacados de manera frecuente por monos salvajes que atacaban las granjas de la zona.

El hombre, que se llama Srikanta gowda, tuvo una idea genial cuando vio que otro granjero utilizaba una muñeca a modo de ‘estapájaros’, solo que en esta ocasión se trataba más bien de un ‘espantamonos’.

Srikanta decidió copiar la idea de su vecino granjero y se dio cuenta de que era efectiva. Los monos, al ver a la muñeca se asustaban y dejaban de atacar su plantación.

Como la cosa funcionó, decidió instalar otra muñeca en otra zona de su plantación y se dio cuenta de que, efectivamente, la idea volvía a funcionar.

Aun así, se dio cuenta de la la solución era temporal, porque los monos, tarde o temprano, se iban a dar cuenta del truco y la muñeca iba dejar de  servir de algo en ese sentido, así que dio el siguiente paso.

Lo que hizo fue pintar a su perro para que se pareciera a un tigre. Según asegura Srikanta, la pintura que aplicó a su perro le duró puesta más de un mes, pero el resultado final fue mucho más efectivo que tener que instalar muchas muñecas a lo largo y ancho de su plantación, ya que el perro, al notar la presencia de los monos, corría hacia ellos.

Los monos, al ver al perro, huyen despavoridos pensando que se trata de un tigre real y podemos imaginar que la autoestima del perro habrá aumentado considerablemente, ya que ante su presencia, el resto de animales se alejan con temor.

Los niveles de dióxido de carbono en la atmósfera alcanzan un nuevo récord

Esta manta eléctrica para coche te mantendrá caliente mientras vas al trabajo por la mañana