in

Grecia prohibe a los turistas con sobrepeso montar en burro

La decisión se produjo después de que los activistas protestaran porque los animales sufrían lesiones en la columna vertebral y heridas abiertas.

El gobierno en Grecia anunció que sus famoso paseos en burro sobre sus costas se limitarían a turistas “que pesaran menos de 100 kg o, en su defecto, una quinta parte del peso corporal del burro”.

Los burros (aunque la ley también se extiende a los caballos) no deben estar cargados de peso excesivo por su tamaño, edad o condición física.

La nueva ley también requiere que los animales obtengan alimentos apropiados y adecuados y agua potable todos los días, en contenedores que no puedan contaminarse y se limpien al menos una vez al día.

Se había notado que los burros, particularmente en la turística isla de Santorini, se habían visto obligados a trabajar largas horas, los siete días de la semana mientras llevaban cargas excesivas. Algunos animales incluso habían sufrido lesiones en la columna vertebral, así como heridas abiertas por sillas de montar inadecuadas.

Los burros se utilizan con frecuencia en algunas islas griegas, sobre todo en la popular Santorini, para transportar a los turistas a través de terreno montañoso y escarpado que no puede ser atravesado por vehículos.

A medida que el turismo ha ido subiendo hasta superar los 30 millones de visitantes por año, los animales se han enfrentado a una presión cada vez mayor.

Otra sección de la nueva ley especifica que: “Bajo ninguna circunstancia se deben usar burros si no son aptos para el trabajo, es decir, animales enfermos, heridos, animales en un embarazo avanzado, así como animales con un mantenimiento deficiente de pezuñas”