in

Hombre se encuentra a una ardilla bebé en su cama y la cuida como si fuera una mascota adorable

Hay quien se encuentra un cachorro de gato o de perro en la calle, se encariña y se lo lleva a su casa para cuidarlo. Suelen ser animales afortunados, pero en este caso el animal en cuestión tuvo más suerte que de costumbre porque ¿quién se encuentra con una ardilla bebé? Más aún de este tamaño.

La cosa parece incluso de cuento cuando descubres como ocurrió la cosa. Cuando este hombre llegó un día a su casa con su mujer, encontró que una ardilla había hecho un nido en su cama a base de ramas y cáscaras de frutos secos. Según parece, la madre ardilla salió por la ventana y no tuvo intención de volver a por sus bebés.

Uno de ellos no pudo sobrevivir, pero el otro sí. Así que Michael y Christina tomaron la decisión de adoptar a Thumbelina (pulgarcita en español).

Comenzaron a alimentar a la pequeña ardilla hasta que fue creciendo pero el hecho de crecer dentro de una casa tuvo sus consecuencias para ella. En lugar de correr, caminaba, y en lugar de intentar escalar por los objetos y muebles, se sentaba. Incluso intentando presentar a Thumbelina a  otras ardillas, no tuvieron éxito así que llegaron a una conclusión: “Thumbelina piensa que no es una ardilla”.

Ahora Thumbelina es una ardilla feliz que vive en una casa como lo hacen perros o gatos, feliz y contenta y a salvo de los peligros del bosque. No te pierdas las imágenes: Facebook Instagram

 

Un día, un hombre volvió de su casa y encontró que una ardilla había construido un nido en su cama. La ardilla huyó, dejando en el nido a dos ardillas bebé recién nacidas

 

Michael y Christina, su mujer, intentaron que los pequeños se reunieran con su madre

 

Pero la ardilla mamá parece que no tenía intención de recuperar a sus bebés

 

Una de las dos ardillas sobrevivió

 

Aunque su futuro estaba en riesgo

 

Por suerte Thumbelina (pulgarcita en español) consiguió sobrevivir, así que Michael y Christina la adoptaron

 

Thumbelina tuvo que crecer sin conocer a otras ardillas

 

Pero fue creciendo poco a poco, como un bebé grande

 

Thumbelina no tenía intención de correr o escalar muebles. En lugar de eso caminaba y se sentaba

 

Intentaron presentar a Thumbelina a otras ardillas, sin éxito

 

Al final, Michael y Christina llegaron a una conclusión: “Thumbelina piensa que no es una ardilla”

 

Thumbelina es una ardilla feliz que vive en una casa como lo hace un perro o un gato, libre de los peligros del bosque!

 

Le gusta comer fruta y frutos secos y no le gusta salir fuera para nada. Ni la aspiradora

20 Animales Albinos que parecen de un cuento o de otro planeta

Dos gatos en Japón llevan años intentando colarse en un museo y al guarda lo tienen loco