in

Instalan carriles-móvil en las calles de esta cuidad para la gente que va mirando su teléfono mientras camina

Si eres de los que anda mirando el móvil a todas horas, incluso en ocasiones mientras camina por la calle, entonces sabrás que es muy probable que acabes chocando con alguien mientras lo haces, o quizás metiendo los pies en un charco o dándote con una farola. En casos mas extremos, los que llegan a cruzar la calle mirando su teléfono pueden acabar con un disgusto más serio.

Por eso parece que en algunas ciudades están intentando ponerle solución al asunto y en Manchester, Inglaterra, han llegado incluso al punto de crear un carril-teléfono-móvil para los que van caminando mientras consultan su teléfono móvil en mano. Si los ciclistas tienen su propio carril ¿por qué no?

Si eres un peatón en esta ciudad inglesa ahora puedes echar un vistazo a tu muro de Facebook mientras caminas por la calle sin que nadie pueda recriminarte nada. Eso sí, quizás mientras concentras tu atención en la pantalla de tu teléfono móvil no te des cuenta y acabes saliéndote del carril, pero eso ya es otro problema.

La idea surgió en Manchester después de realizar un estudio donde se descubrió que la mayoría de ciudadanos consulta su móvil mientras camina por la calle. El 75% afirma que acaba chocando con alguien mientras lo hace. así que alguien tenía que hacer algo al respecto.

Curiosamente, en el mismo estudio se descubrió que aproximadamente la mitad de los encuestados afirmaban que la policía debería intervenir e incluso multar a aquellos que lo hacen.

Los que están detrás de la idea no ha sido nadie del ayuntamiento de la ciudad, sino la empresa de telefonía AO Mobile, así que, en el fondo, se trata más bien de algún tipo de campaña publicitaria con el beneplácito del ayuntamiento local y, de paso, ya sabes, para las compañías de teléfono mientras más tiempo pases mirando una pantalla, mejor.

«Nuestra investigación encontró que la tecnología distrae a los británicos cuando caminar se está convirtiendo en un problema que la gente quiere abordar».

«Nuestro carril lento de prueba es un primer paso importante que otras ciudades podrían adoptar en el futuro.

No se sabe si la idea va a ser permanente o si acabarán retirándola, todo dependerá del éxito que tenga, pero sería curioso ver cómo, efectivamente, se empieza a ver algo parecido en ciudades de todo el mundo. O quizás la mejor solución fuera desengancharse un poco de las nuevas tecnologías.

Para tu próxima fiesta en el jardín puedes ponerte un pub irlandés inflable

Estas tejas de cristal son paneles solares que calientan tu casa gratis todo el invierno