in

Instalan un balancín en la frontera EEUU-México y ganan un premio al diseño del año

La frontera entre EEUU y México es una de las más largas del mundo, con cerca de 4.000 km de longitud y es uno de los motivos por lo que, si la recorres de punta a punta, puedes encontrarte cualquier cosa por extraña que parezca.

Lo último que se ha visto en esa zona del mundo es este curioso grupo de balancines de color rosa que parece que ha gustado tanto que alguien le ha otorgado el premio de ‘Diseño del Año’. Y ese alguien es Museo de Diseño de Londres, que parece que no encontró nada mejor a lo que premiar últimamente.

Los balancines se instalaron cerca de la ciudad de Sunland Park en Nuevo México (EEUU) y la ciudad de Juárez en México. Están instalados de manera que crucen la cerca de acero que separa a ambos países.

Esto permite que niños de ambos países puedan jugar juntos a la vez. Aunque, según parece, no solo ha atraído a niños. También un buen número de adultos se acerca para balancearse con otros adultos al otro lado de la frontera. Ronald Rael