Inventan baldosas que funcionan como paneles solares para instalar en la puerta de tu casa

Cuando piensas en paneles solares imaginas algún tipo de panel instalado en la parte superior de un edificio, pero esto podría cambiar radicalmente gracias a esta nueva idea.

Una empresa húngara llamada Platio está fabricando e instalando el que sería el primer suelo o pavimento solar que puede utilizarse en cualquier zona al aire libre. Por ejemplo alrededores de viviendas, pero también en plazas, calles o patios.

Las zonas pavimentadas absorben mucha radiación solar, sobre todo en determínadas zonas de las ciudades. Todos sabemos lo que puede suponer a nivel de temperatura pasar o permanecer por plazas y zonas abiertas de muchas ciudades en pleno verano.

Estos nuevos paneles están diseñados para aprovechar toda esa luz solar y convertirla en una fuente de energía limpia.

Como extra a este diseño, resulta que los paneles solares están fabricados en gran parte con botellas de plástico recicladas, consiguiendo un material resistente que soporte el peso de un coche, duradero y antideslizantes para que puedas caminar sobre ellas con seguridad.

En principio, el diseño está ideado para que se instale en tamaños de entre 10 y 30 metros cuadrados, para terrazas, balcones, patios y entradas de viviendas.

Al instalarse en zonas exteriores, la electricidad generada podría servir para alimentar farolas, semáforos o para equipar a los bancos públicos de enchufes para cargar dispositivos móviles.

Según afirma la empresa, un pavimento solar de 20 metros cuadrados podría cubrir el consumo anual de energía de un hogar medio, además de poder aprovechar el sistema para recargar las baterías de vehículos eléctricos.

Además del lado práctico de estos suelos-solares, la empresa también busca que las baldosas se vean bonitas para que no estropeen la estética de las viviendas donde se instalen. Actualmente los venden en colores negro, azul, rojo y verde, con un aspecto que bien podría parecer futurista.

Imagina que en un futuro no muy lejano las casas y sus alrededores se convirtieran en enormes generadores de energía eléctrica con paneles solares recubriendo techos, fachadas y ya incluso el suelo que les rodea.