in

Inventan paneles que convierten la lluvia en energía eléctrica de forma efectiva. Una gota enciende 100 bombillas LED

Aunque parezca extraño, ha habido varios intentos de conseguir energía eléctrica de la lluvia, pero ninguna tan efectiva como esta. Todavía falta camino para conseguir que este invento se convierta en un producto práctico, pero imagina algún día poder conseguir electricidad gratis tan solo de los días lluviosos.

El hecho de obtener energía de una gota que cae es relativamente sencillo, pero este invento lo hace de manera más eficiente y, lo que es más importante, almacenando la energía de forma efectiva.

El equipo de investigación viene de la Universidad de Hong Kong.

La idea se basa en un generador que utiliza un ‘transistor de efecto de campo’ que, básicamente, lo que hace es convertir el impacto de las gotas de agua sobre una superficie en una corriente eléctrica. Una sola gota de agua de lluvia puede proporcionar suficiente energía eléctrica como para encender 100 bombillas LED pequeñas durante un breve periodo de tiempo, así que imagina lo que haría una lluvia intensa de varias horas o días sobre una superficie extensa. Buena noticia para las zonas más lluviosas del planeta. Al mismo tiempo, tendríamos una alternativa eficiente a los paneles solares para los días invernales.

El invento está diseñado con un electrodo de aluminio y otro de óxido de indio y estaño en capas con una película de teflón. Cuando una gota golpea la superficie, se une el electrodo de aluminio y se crea un circuito eléctrico, generándose 140V con una sola gota de lluvia. Luego, unas células se encargan de almacenar la energía producida.

Las aplicaciones son enormes, porque las aplicaciones del invento serían enormes y son fáciles de imaginar. Por ejemplo, podrían instalarse sobre los techos de las viviendas. Los barcos dotados con motores eléctricos podrían aumentar su alcance antes de necesitar repostar. Incluso podrían convertir en generadores eléctricos objetos cotidianos que suelen mojarse habitualmente, como paraguas o incluso dentro de las botellas de agua. ScienceDaily