in

Italia cancela la Navidad por miedo a rebrotes de coronavirus

Los más optimistas esperaban que los contagios de covid se vieran reducidos antes de que acabara el año, otros esperan que la situación siga igual muchos meses más, pero lo que es seguro es que nadie imaginaba a principios del año 2020 que la celebración de estas Navidades iba a estar cuestionada.

Para evitar contagios, muchos países están recurriendo a confinamientos totales o parciales y algunos como Italia ya han tomado una drástica decisión: suspender oficialmente todas las celebraciones navideñas, estableciendo un toque de queda para que todo el mundo se quede en su casa.

Aunque Italia fue uno de los primeros países del mundo que se vio obligada a establecer restricciones de movimiento para sus ciudadanos, los italianos todavía se ven azotados por las sucesivas olas de contagios que han ido apareciendo en el país.

El Ministro de Asuntos Regionales italiano, ha establecido un toque de queda para restringir la movilidad de los ciudadanos a partir de las diez de la noche, incluyendo Nochebuena y la noche de Año Nuevo, impidiendo que se celebre celebración o evento alguno.

Solo habrá celebraciones en casa bajo riesgo de ser sancionados.

La idea de las drásticas medidas pretende evitar que se genere una nueva ola de contagios, algo difícil de conseguir si se relajan las normas, incluso si hablamos de la Navidad.

Los que se decidan a reunirse para una cena navideña, quizás se permita un máximo de seis personas por hogar. Los establecimientos, bares, restaurantes y demás permanecerán todos cerrados.

Muchos se quedarán sin poder visitar a sus familiares en estas fechas pero, por otro lado, hay quien piensa que el hecho de no poder salir a la calle durante estas noches hará que vuelvan las celebraciones hogareñas tradicionales.