in

La gente que tiene pareja pesa 6 kg más que los solteros, ¿el amor engorda?

Resulta que la barriga cervecera típica de los hombres casados y la barriguita de las mujeres que ya no están solteras no es un mito ni un tópico. Según parece, esto no deja de ser un efecto secundario de cosas tan relativamente sencillas como enamorarse y disfrutar de una vida feliz en pareja.

La Universidad de Queensland, en Australia ha descubierto que una relación te hace feliz, pero también es causa de algo que muchos ya conocen sin necesidad de estudio científico alguno: acabar pesando unos kilos de más.

Es obvio que los hábitos y la genética tienen mucho que ver con la cantidad de grasa corporal que tiene una persona, pero no son solo estas las causas. De hecho, parece que permanecer soltero no afecta a tu peso, pero todo cambia en cuanto tienes una pareja.

Este estudio australiano tuvo en consideración nada menos que a 15.000 estudiantes voluntarios que fueron estudiados durante un periodo de 10 años.

A lo largo de ese tiempo, los voluntarios respondieron preguntas relacionadas con sus hábitos alimenticios, ejercicio, trabajo, aficiones, pasatiempos y, sobre todo, si tenían o no pareja.

Después de analizar toda la información, se encontró una relación directa entre el peso y el estar soltero o no.

Se encontró que, como media, al gente soltera tiene un peso de casi 6 kg menos que las personas que no lo están.

Las causas que se apuntan a esta diferencia de peso son claras. en primer lugar, al tener ya una relación estable, mucha gente deja de tener la sensación de que necesita cuidar su figura para impresionar a potenciales parejas y, entre otras cosas, dejan de realizar ejercicio físico.

A partir de las primeras citas, la gente ya empieza a dejar de cuidar lo que come o si se excede con las calorías y se vuelve más sedentaria, no salen a pasear con tanta frecuencia y pasan mucho tiempo sentados viendo películas y series o bebiendo alcohol juntos.

Igualmente, la gente con pareja tiende a pasar más tiempo con su familia, lo que implica más comilonas y fiestas familiares.

Según los investigadores:

Si bien, pueden incluir más alimentos saludables como frutas y verduras y menos comida rápida, las personas (en una relación) a menudo consumen porciones más grandes y más calorías en compañía de otras personas que lo que hacen solos, lo que resulta en un mayor consumo de energía

¿Te suena de algo o se equivocan estos investigadores?

Esta bicicleta con remolque se convierte en tienda de campaña

Estos artistas crean jarrones que capturan la belleza del Océano