in

Los suecos están actualizando sus manos y da un poco de miedo

Unos 4.000 suecos han insertado un microchip en sus manos para «facilitarles la vida cotidiana».
Las personas con los implantes pueden, por ejemplo, mover la mano cerca de una máquina para desbloquear su oficina o gimnasio, en lugar de sacar una tarjeta de acceso e incluso reemplazar billetes de tren.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Sandra Würthner (@sandra_wuerthner) el

El llamado «biohacking» está aumentando a medida que más personas dependen de la tecnología portátil y de diferentes dispositivos que estén interconectados entre sí.
Muchos usuarios de microchip son conscientes de sus aplicaciones y no están preocupados por la piratería o que puedan llegar a acabar tan vigilados como en ‘1984’ y el Gran Hermano.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de RobotProStore (@robotprostore) el

La tecnología en sí no es nueva. De hecho, los suecos (y otros) han estado usando microchips de esta manera desde al menos 2015. Incluso antes. En ocasiones, se formaban grupos de personas que se reunían en «fiestas de implantes» (suena divertido a priori), a menudo organizadas por compañías más grandes, para conectarse, que ofrecían la implantación de chips de forma gratuita. Chips son similares a los que los veterinarios implantan en perros y gatos para que sus dueños puedan encontrarlos en caso de que se escapen de nuevo.

Sin embargo, mientras queel número de implantados era hasta ahora de apenas 100, durante el último año la cifra saltó a 4.000.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Agnetha Roslund (@agnesroslund) el

Entre las ventajas que se argumentan se encuentran:

  • Reemplaza todas las billeteras electrónicas, tarjetas bancarias, tarjetas de viaje y diferentes tarjetas llave, billetes de tren o autobús, etc. Puedes usarlo para pagar simplemente tocando un terminal con la mano.
  • Es tan pequeño como un grano de arroz.
  • Su precio junto con el trámite es de $ 180. Algunas empresas incluso ofrecen este servicio a sus empleados.
  • No tiene un rastreador de GPS, por lo que no se puede rastrear a una persona, al menos la versión actual.
  • El chip solo funciona si está a varios centímetros del lector.
  • Es pasivo, por lo que solo contiene la información, pero no puede acceder a ninguna información de otros dispositivos.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Liron Mor , לירון מור (@liron.body.art) el

  • Los que están en contra argumentan que:
  • Nadie puede garantizar que la información personal sea confidencial.
  • Aunque los chips actuales no contengan seguidores GPS, probablemente los tendrán en un futuro.
  • No son removibles, no puedes quitarte el chip si no quieres ir con él a algún lugar. Estarías controlado 24 horas al día.
  • Las empresas podrían tener control absoluto sobre lo que hacen sus empleados.
  • Si alguien quisiera robar tu chip de identidad, no le bastaría con robarte la cartera, tendría que hacer una incisión en tu cuerpo.

¿Te dejarías implantar un chip en tu mano? ¿Crees que ideas como ésta son positivas para la humanidad o no?

Si quieres ver cómo se realiza el implante, puedes verlo aquí (no hay sangre):

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Bendissimo Workman (@datmimeguy) el

20+ Fotos mostrando que en los Aeropuertos puede pasar cualqquier cosa (26 submissions)

15 Increíbles diseños de duchas que ya querría tener en mi casa