Madre convierte herida de su hijo en disfraz de Harry Potter para hacerlo feliz

Lo que no invente una madre … Los niños están acostumbrados a darse golpes día sí y día también, forma parte de la dinámica de juegos infantiles que parecen dotarlos de energía casi infinita. Este pequeño de cuatro años, Ayden, tuvo un pequeño accidente casero cuando una pila de ropa de colada de cayó encima. Afortunadamente solo se hizo una herida superficial, pero suficiente para disgustarlo. Tanto es así que el pequeño no quería siquiera salir a la calle para que la gente no viera la herida en su frente.

Su madre no tuvo otra idea que convertir esa herida en algo positivo “Le daba tanta vergüenza la cicatriz … mi primer instinto fue disfrazarlo de Harry Potter. Le encanta ponerse cosas y ya tenía unas gafas redondas de un disfraz de Cazafantasmas”.

La cicatriz acabó convertida en un rayo añadiendo unas líneas rojas con un rotulador y, sobre todo, fíjate en cómo cambió la cara del pequeño Ayden antes y después! Link

 

ninno-llora-harry-potter

ninno-llora-harry-potter-2

ninno-llora-harry-potter-3

ninno-llora-harry-potter-4