in

Monjes abren bar donde se habla de religión mientras bebes cerveza gratis

Unos monjes franciscanos han abierto un bar, pero no es esto lo único pintoresco en la historia, lo han abierto en un antiguo convento y además la cerveza es gratis. Sí, gratis.

Los jóvenes que visitan el lugar, que se llama Friar Pub escriben:

«La cerveza es una prueba de que Dios nos ama y quiere que seamos felices»


La frase en realidad es de Benjamin Franklin, pero les viene como anillo al dedo.

El bar está construido en una antigua hilandería del convento de Santa María de la Gracia en Monza, al norte de Italia. Los monjes reconvirtieron la hiladería en un centro de reunión para los jóvenes que acabó convertido en algo más. El convento data del siglo XV así que, además de la cerveza y la charla, se encuentran en un lugar con mucha historia.

Varias veces al año se preparan varios barriles de cerveza artesanal y luego invitan a gente de entre 18 y 35 años para una noche de charla y jarras de cerveza que puedes rellenar las veces que quieras. Eso sí, tienes que ceñirte al tema en cuestión, que varía cada noche y que, cómo es de esperar, gira alrededor de la religión.

 

 

Las noches del pub Fray Monza nacieron del deseo de los frailes franciscanos y de algunos jóvenes de crear momentos informales para hacer nuevos conocidos, pasar una tarde juntos, conversar, reunirse, jugar, tener experiencias, ser cuestionados.

La idea surgió hace ya algunos años, cuando se creó un proyecto pensado para que la comunidad de jóvenes pudieran reunirse y, para atraerlos, ¿qué mejor que cerveza gratis?

Algunos han criticado la idea, porque piensan que no se puede combinar la cerveza y las charlas espirituales, pero parece que a pesar de todo está teniendo éxito. De hecho, la última vez se reunieron cerca de 200 jóvenes y ahora ya necesitas confirmar una reserva si quieres ir a la próxima ‘fiesta de la cerveza’. Friar Pub

 

 

 

 

 

Crean imágenes que muestran cómo sería el planeta si los gatos fueran gigantes

Leones blancos en peligro de extinción dan a luz después de ser salvados del circo