in

Mujer construye casa de 1,2 metros de ancho para vengarse de su ex marido

Hoy día puedes encontrar casas y viviendas prácticamente de cualquier tamaño, y no hace falta que viajes a países como Japón, donde el tamaño de cualquier hogar puede ser especialmente reducido debido al problema que tienen con la superpoblación. En este caso, esta mujer tenía otro motivo diferente para construirse una casa la mar de pequeña. Concretamente, tiene un largo de 5 metros y un ancho de apenas 1,2 metros. Si multiplicas, verás que la superficie es minúscula para una vivienda.

A pesar de la reducida superficie, la vivienda dispone de dos cuartos de baño y algunas habitaciones gracias a que es un dúplex de dos plantas. Realmente, por fuera la casa se ve bastante mona, la entrada parece la de una vivienda normal y la fachada es bonita y da la sensación de que pertenece a una casa bastante grande. Si entras dentro de la vivienda igualmente encuentras habitaciones y una cocina con mucha luz.

La pregunta es ¿por qué querría alguien hacerse con una casa de esta manera? La respuesta la tiene la dueña de la vivienda, una mujer que se divorció de su marido.

Una vez que concluyó el proceso de divorcio, el marido se quedó con la vivienda principal donde ambos residían cuando estaban casados. Sin embargo, a ella solo le correspondió una pequeña parte del terreno colindante.

Para irritar a su ex marido, ella se decidió a construir una vivienda en su propiedad. Por ese motivo a la casa la han apodado como ‘la casa irritante’.

Échale un vistazo al video de abajo, está en inglés, pero puedes ver la sorprendente casa por dentro y por fuera y a la mujer que tuvo la ocurrencia:

Las mesas para siesta es todo lo que necesitas en tu oficina

Esta casa cuesta 3.500 euros y se construye en un solo día