in

Mujer salva a koala chamuscado y gritando quitándose su propia camisa

El mundo es azotado cada año por incendios en diferentes zonas del planeta. Cuando esto ocurre, no solo nos encontramos con el desastre que supone en sí el efecto del fuego, sino que se producen efectos colaterales. Por ejemplo, cuando se ven afectados animales que pertenecen a especies en peligro de extinción corremos el riesgo de acabar con especies completas.

Esto es lo que ocurrió hace poco en Australia, donde el calor provoca incendios que devastan millones de acres en el continente, afectando negativamente a la ya escasa población de los adorables koalas.

La buena noticia es que una australiana ha saltado a las redes sociales debido a su acción desinteresada. La mujer atravesaba una zona que estaba sufriendo un incendio y vio cómo un koala intentaba cruzar una carretera en llamas. La mujer, llamada Toni, se apresuró a ayudar al animal envolviéndolo con su propia camisa y echándole un poco de agua por encima.

Toni montó al koala en su vehículo y lo acercó a un hospital australiano cercano especializado en koalas, el Hospital Port Macquarie Koala.

Se teme que varios cientos de koalas han sufrido los efectos de incendios que se han producido en su hábitat natural.

El hospital ha puesto en marcha una campaña para recaudar fondos y ayudar así a la supervivencia de los koalas.

La meta del proyecto era conseguir alrededor de 20.000 euros, pero la generosidad de los donantes ha permitido que se alcancen más de 800.000 euros.

El equipo de rescate del Hospital también dispone de varios grupos de voluntarios que tratan a los koalas que los ciudadanos encuentran afectados por los incendios.

Los koalas son animales que sufren especialmente los efectos de los incendios porque, por instinto, tienden a subirse a los árboles, desde donde tienen difícil escapatoria.

Incluso los que consiguen bajar de las copas de los árboles, tienen difícil atravesar la zona quemada.

Según miembros del hospital de koalas:

Este koala macho que estaba tan desorientado por las llamas y desafortunadamente se quemó aún más cuando regresó al fuego activo. Ha sido llamado Ellenborough Lewis (después de su nieto). Ha recibido tratamiento y ahora se encuentra en el alojamiento de cinco estrellas en el Hospital Koala

22 Ideas simples de gente que quiere salvar el planeta

Estos calzoncillos ‘a prueba de niños’ protegen a los padres de las patadas en los testículos