in

Niños cortan el césped de una anciana de 75 años para evitar que vaya a la cárcel

Esta mujer de 75 años podría acabar esposada y arrestada, si no hubiera sido por un grupo de niños que, si conocer a la mujer de nada, no querían dejarla ir a la cárcel.

Esta anciana de Texas tenía una orden de arresto porque su hierba tenía más de 45 cm de alto

Gerry Suttle, de 75 años, recibió un aviso para comparecer ante un juez debido a la hierba que crecía en su jardín. Según las leyes locales, la altura del césped debe ser menor de 45cm.

La mujer afirma que nunca recibió la carta con la citación, así que todo acabó con una orden de arresto.

Un grupo de chicos se enteró de la orden de arresto contra la mujer e, inmediatamente, se pusieron en acción para ayudarla

“Es un día de verano con vacaciones ¿qué podríamos hacer? Solo sal y ayuda a alguien”, dijo Blaine Reynolds, uno de los jóvenes que ayudaron

El grupo de niños no conocía a la mujer

“No la hemos visto antes, pero tiene 75 años, necesita ayuda para segar el césped, es lo mínimo que podemos hacer”

El esfuerzo por cortar el gran campo lleno de hierba era mucho más que eso. Se trataba de mantener a la mujer fuera de la cárcel y ser una comunidad amable y generosa. Los chicos se comportaron de forma ejemplar.

Tan pronto como los niños comenzaron la tarea de cortar el césped, otros vecinos se acercaron a comprobar cómo eran buenos samaritanos. Hacía 33ºC fuera y los chicos utilizaban segadoras normales para un área muy grande.

Entonces otros vecinos, algunos con cortacéspedes a motor, comenzaron a aparecer y ayudar con el trabajo

En solo dos horas después, todo el terreno fue segado y se veía hermoso como siempre. Sin duda debería de ser suficiente para tranquilizar al juez y mantener a la mujer fuera de problemas.

Cuando la mujer salió y se dio cuenta de lo que su comunidad había hecho por ella, se quedó sin palabras

“No puedo creerlo. Casi nunca tengo palabras, pero esta vez se marca en la historia, no tengo nada que decir”.

Estaba asombrada de que esos niños hicieran todo lo posible por ayudarla sin ningún motivo. Su fé en la humanidad quedó restaurada.

“En realidad no me gustaría que ella saliera a hacerlo pagar un montón de dinero cuando podíamos hacerlo de forma gratuita”, dijo uno de los chicos.

Los actos de bondad en el mundo son necesarios cada vez más. Por favor, comparte y distribuye la positividad!

Samson es el gato más grande de Nueva York y, probablemente, del mundo

Turista embarazada da a luz en el Mar Rojo delante de una multitud